¿Cómo se desarrolla la sequedad de la piel?

Comprender su origen y los factores desencadenantes

Todos hemos notado sequedad en la piel en alguna de nuestras etapas, esa sensación de rigidez y rugosidad que causa malestar. Puede aparecer de diversas formas y en diferentes grados.

Con el paso de los años nuestra piel pierde grosor y se vuelve más fina y por tanto mucho más seca.

Pese a que puede afectar a cualquier persona, hay ciertos factores que favorecen la aparición de la sequedad en la piel: cambios medioambientales, la pérdida de lípidos o vitaminas que necesita nuestra piel o una mala alimentación. 

 

 

También hay otras causas que provocan sequedad y que nosotros mismos podemos evitar, como son el estrés, el cansancio, una mala alimentación, el alcohol y no beber suficientes líquidos.

¿Cómo se trata la sequedad de la piel?

Es fundamental incluir tratamientos hidratantes corporales en la rutina diaria para ayudar a proteger la piel de los agentes tanto externos como internos que generan sequedad. Una leche o un aceite corporal aportarán hidratación a tu piel, te darán mayor elasticidad y, además, te ayudarán a prevenir el envejecimiento prematuro de la piel.

Aceite Corporal Regenerador de Granada

Combate la sequedad, reafirma y previene del envejecimiento.
100 ml
22,90€

Aceite Corporal Suavizante de Rosa Mosqueta

Combate la sequedad, suaviza y alisa la piel
100 ml
22,90€

Aceite Corporal Nutritivo de Espino Amarillo

Combate la sequedad, cuida y restaura la piel
100 ml
20,90€

Aceite Corporal Refrescante de Citrus

Combate la sequedad, refresca y energiza la piel
100 ml
15,90€

Aceite Corporal Revitalizante de Onagra

Combate la sequedad y devuelve la elasticidad a la piel madura.
100 ml
23,90€

5 razones por las que necesitas un aceite corporal natural

Descubre el mejor tratamiento para pieles secas

El secreto detrás de los aceites naturales

Descubre el secreto