Gimnasia y Deporte para combatir la celulitis

¿Se puede eliminar la celulitis practicando deporte?

Para mantener la flexibilidad del organismo, no hay que minimizar la importancia de la actividad física, y de una oxigenación suficiente. El esfuerzo físico es parte del drenaje de las toxinas y de los residuos del metabolismo, porque estimula la circulación sanguínea, y la sudoración.

 

No hace falta convertirse en deportista de élite, es mucho más saludable y fácil mantenerse sano y activo a través de actividades moderadas y regulares.

Ejercicios de vida cotidiana:

  • Andar en lugar de coger el autobús o el metro.
  • No dejar escapar ni una escalera. Piernas y glúteos bien entrenados, refuerzan y reafirman el tejido conjuntivo. 
  • Largos paseos al aire libre.
  • Ir al sauna o al Hammam (para las personas que lo aguanten): acelera la eliminación de la toxinas a través de la piel

La gimnasia y los ejercicios específicos contra la celulitis fortalecen las articulaciones y estimulan el sistema circulatorio, a la vez que sube el gasto energético – es decir se queman más calorías. Para quemar grasa corporal es necesario moverse de forma continua durante un mínimo de 45 minutos, porque durante los primeros 30 minutos el cuerpo quema sobre todo carbohidratos y todavía no extrae energía de sus depósitos de grasa.

¿Qué tipo de deportes son aconsejables?

Deportes ideales fáciles de practicar son por ejemplo: 

  • WALKING: más rápido que pasear y más armónico que correr. 
  • RUNNING: Con un ritmo constante, para las que tienen más aguante.
  • NADAR: la presión del agua tiene el efecto de un masaje linfático.  
  • BICICLETA: poner una marcha pequeña para pedalear muchas veces con poco esfuerzo.

La gimnasia específica para combatir la celulitis fortalece y reafirma el tejido conjuntivo y la musculatura de las zonas afectadas y mejora la circulación de la sangre y del sistema linfático.
 

 

Ejercicios sencillos recomendados

Ejercicio 1: Modear las nalgas

- Tumbada boca arriba: piernas dobladas, pies separados el ancho de la cadera, subir el trasero y acercarlo lo máximo posible a la altura de las rodillas. En el punto máximo mantener la tensión y subir y bajar ligeramente de 10 a 20 veces de forma rítmica. Repetir el ejercicio completo 3 veces. - Tumbada: la pierna izquierda ligeramente doblada, el talón en el suelo y los dedos hacia arriba. Acercar la pierna derecha al pecho y mantener ahí. Presionar el talón izquierdo hacia abajo, mantener un momento la tensión y soltar. Repetir de 10 a 20 veces y cambiar de lado.

Ejercicio 2: Reafirmar los muslos

- Sentada sobre los talones: rodillas separadas el ancho de la cadera. Estirar los brazos hacia arriba. Contraer los glúteos, subir y bajar el tronco de forma rítmica unos diez centímetros. Repetir de 10 a 20 veces. - Sentada sobre los talones: piernas separadas lo máximo posible. Levantar un poco el trasero, contraer los músculos y moverse en forma circular hacia adelante. Relajar un momento y repetir el ejercicio. Repetir de 10 a 20 veces.

Ejercicio 3: Estirar las piernas

- Sentada recta: la pierna derecha estirada en el suelo y la izquierda doblada. Con la mano derecha, apoyarse detrás del cuerpo, con la mano izquierda, sujetar el pie derecho en su cara exterior. Contraer los glúteos y tirar hacia atrás, incorporar la espalda y estirar la pierna del todo, mantener la tensión durante medio minuto. Cambiar de lado. - Sentada recta: pierna izquierda totalmente doblada. Pierna derecha ligeramente flexionada con el pie hacia arriba. Presionar el talón hacia abajo de 10 a 20 veces. Cambiar de lado.

Weleda Newsletter

¡Suscríbete a nuestra newsletter y estarás al tanto de nuestras últimas novedades, consejos de belleza y promociones más especiales!

*Campos obligatorios