Esta web utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información a pie de página en el enlace "Política de Cookies”.

 


WELEDA S.A.U.

Calle Manuel Tovar 3, 2º
28034 Madrid
España
09:30-14:00 / 15:00-18:30


Árnica

Conocido como “el santo patrón de músculos y hematomas”

El árnica, conocida como planta medicinal desde el siglo XII, crece en las montañas centroeuropeas y en Europa del este. 

 

Gracias a sus propiedades analgésicas y antiinflamatorias se ha empleado en el tratamiento de contusiones y contracciones musculares, además de inflamaciones y esguinces.

 

A pesar de su aparente fragilidad, el árnica es una planta fuerte que puede alcanzar los 40 centímetros de altura, capaz de soportar fuertes vientos montañosos. Esta resistencia externa refleja a la perfección la increíble fuerza que lleva el árnica por dentro. 

 

El árnica es una planta actualmente en peligro de extinción. Weleda en su compromiso para proteger esta planta, se ha unido con el World Wildlife Fund (WWF) para realizar un proyecto de sostenibilidad en los montes Cárpatos en Rumania, el entorno natural del árnica. 

 

Una fuente de ingredientes activos

El poder del árnica reside en las aproximadamente 150 sustancias activas que componen sus flores de color amarillo radiante. Entre ellas, se encuentran flavonoides, carotenos, resina y aceites esenciales naturales. Además, contiene ácido silícico, una sustancia básica y nutriente para la formación del tejido y la estructura de la piel, que garantiza la retención necesaria de agua en nuestras células. De hecho, ninguna otra sustancia puede retener 300 veces su peso en agua.  

 

Lo que convierte a esta planta líder en perfecta para la regeneración del tejido conjuntivo después de lesiones, golpes o contusiones. 

 

En el siglo XVIII se utilizaba en el tratamiento de reumatismo y varices, posteriormente el extracto del árnica ha mostrado, a través de estudios clínicos, su eficacia como antiséptico capaz de estimular la circulación sanguínea, aliviar el dolor y acelerar el proceso curativo. 

 

Gracias a todos estos beneficios, el árnica es conocida también como “el santo patrón de músculos y hematomas”, y se convierte en el gran protagonista de nuestro cuidado Sport. Su características aportan un efecto tonificante a la musculatura y favorecen la circulación periférica, antes y después de cualquier actividad física. 

Alivio Muscular 100% Natural.
Cuidado refrescante, ideal después del ejercicio.