Esta web utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información a pie de página en el enlace "Política de Cookies”.

 


WELEDA S.A.U.

Calle Manuel Tovar 3, 2º
28034 Madrid
España


Rosa Mosqueta

El clásico de los secretos de belleza

Reina de las flores y embajadora del amor

Ninguna otra flor fascina tanto como la rosa.

Y no sorprende que goza de un estatus casi legendario entre las flores - incluso los antiguos babilonios cultivaban pétalos de rosas para sus perfumes. En la antigua China se cultivaban las rosas por su efecto regenerador, y en la época del gran emperador Carlomagno, los pétalos de rosas se utilizaban para hacer gárgaras y baños curativos, mientras que la destilación del aceite de rosa seguramente se inventó en Persia. El aceite esencial se consideraba extremadamente valioso, ya que se necesitan tres millones de flores para producir un litro de aceite de rosa. Hoy en día hay un sinfín de variedades, con aproximadamente 150 especies de rosa mosqueta, casi todos procedentes de Asia. 

 

Wild rose blossoms on a branch

En Weleda, necesitamos cerca de 900 toneladas pétalos de rosa para alcanzar los 1000 kilos de aceite esencial de rosa damascena (la quinta parte de la producción mundial) que se convertirá en la fragancia clave para nuestras gamas de Rosa Mosqueta. Nuestras rosas proceden de los Andes chilenos, donde crecen de forma silvestre lejos de todo tipo de contaminación, lo que asegura su calidad biológica.

Equilibrio entre belleza y fortaleza

La Rosa Mosqueta esconde en sus semillas, el secreto de la eterna juventud: un aceite rico en ácidos grasos esenciales, que estimula la renovación cutánea y suaviza la piel, previniendo, así, el envejecimiento cutáneo. Estas asombrosas propiedades contrarrestan con un poco amigable olor. Por su parte, la Rosa Damascena, premia nuestros sentidos con un delicado olor haciendo del cuidado una experiencia aromaterapéutica. 

 

El aceite de semilla de rosa mosqueta es uno de los aceites más valiosos y eficaces para suavizar la piel. Sobre todo a partir de los 30, cuando la piel se va haciendo cada vez más exigente, con tendencia a seca.  


Cuidado facial alisante a partir de los 30.
Cuidado facial alisante a partir de los 30.
Cuidado facial alisante a partir de los 30.
Gel de ducha cremoso ideal para pieles normales a secas.
Cuidado corporal suavizante para pieles normales a secas.
Neutraliza el olor corporal. Sin sales de aluminio.