Esta web utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información a pie de página en el enlace "Política de Cookies”.

 


WELEDA S.A.U.

Calle Manuel Tovar 3, 2º
28034 Madrid
España
09:30-14:00 / 15:00-18:30


Alicante, España

Almendra

Uno de los aceites más suaves y valiosos para las pieles sensibles

En el interior de su cáscara, la almendra desarrolla una poderosa energía vital. Es uno de los primeros árboles que florecen, incluso antes que las hojas. No necesita calor para su desarrollo, ya que genera calor a través de un proceso de metabolismo interno. Durante el periodo de maduración, que tiene una duración de más de seis meses, el almendro absorbe una gran cantidad de calor para ser almacenado en su núcleo, rico en nutrientes. La almendra no desarrolla olor, sabor o zumo, se limita a ofrecernos lo que realmente considera imprescindible; el mantenimiento de la especie a través de la formación de sus semillas.

Su tesoro se encuentra en su núcleo. El Aceite de Almendra es particularmente delicado, ligero, suave y rico en ácidos grasos insaturados. Esto lo convierte en protagonista indiscutible para el cuidado y protección de las pieles más sensibles y delicadas, y, por supuesto, la piel del bebé, recién llegado al mundo y que necesita una protección especial y suave.

 

Independientemente de la fase de vida o la edad, casi cada persona suele mostrar algún tipo de sensibilidad cutánea, al menos de vez en cuando. Algunos porque genéticamente tienden a ello, otros por las influencias medioambientales como la contaminación, o bien por las influencias emocionales como el estrés. 

Con el fin de satisfacer esta demanda, Weleda cultiva sus almendras en España de forma biológica sin ningún tipo de pesticidas o fertilizantes, colaborando con la cooperativa valenciana Manan. En las colinas cercanas a la ciudad de Alicante, cien agricultores cultivan uno de los puntos de cultivo de almendras de mayor tamaño de Europa. La colaboración entre Weleda y Manan se basa en una filosofía compartida de desarrollo sostenible y protección del medio ambiente, y se refleja en cuestiones tan sencillas como en el uso económico del agua en una zona con un total de 6.000 hectáreas. Los agricultores utilizan el agua de forma moderada ya que el riego excesivo puede provocar con el tiempo la salinización y la erosión de la tierra y disminuir así su fertilidad. 

Comprometido con la sostenibilidad

Al reducir el uso del agua, los agricultores demuestran un pensamiento a largo plazo, pero esto tiene su precio. Sólo una décima parte del cultivo total, unos 500 kilogramos de almendras por hectárea, puede cosecharse.  

 

La recolección en este montañoso paisaje no es fácil y sólo es posible gracias a la gran cooperación entre los recolectores. Equipados con redes y varas, dos recolectores experimentados tardan en torno a diez minutos en recoger el fruto de cada árbol. A eso se suma que las redes rebosantes de almendras son muy pesadas y hacen falta muchas horas de gran esfuerzo físico en las que los trabajadores tienen que permanecer largos ratos de pie y agachados. Pero todo ese esfuerzo vale la pena, y se sienten orgullosos de la calidad de sus almendras.

Procesado cuidadoso

Durante la primera fase del procesado, máquinas especiales retiran las cáscaras verdes y aún blandas del fruto. Después se abren las almendras dulces y se extrae su valioso núcleo, el aceite de almendra dulce. La mayor parte de la cosecha de la cooperativa Manan se vende como almendra biológica de alta calidad para el consumo humano, y aproximadamente un cuarto de la misma se somete a un prensado suave en frío. El codiciado aceite se refina posteriormente y se certifica como producto orgánico antes de ser enviado a las instalaciones de fabricación de Weleda ubicadas en Suiza, Alemania y Francia. Tras ser sometido a estrictos controles de calidad, es procesado para formar parte de nuestros productos para el cuidado de las pieles más delicadas.

Ingrediente

Aceite de almendra dulce

Prunus Amygdalus Dulcis Oil

El fino y ligero Aceite de Almendra Dulce tiene alta tolerancia cutánea y es ideal para pieles sensibles, ásperas, secas y con escamas. Y por eso es muy adecuado para bebés y niños pequeños. Se caracteriza por un alto contenido en ácidos grasos insaturados, tales como el aceite y el ácido linoleico.