Esta web utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información a pie de página en el enlace "Política de Cookies”.

 


WELEDA S.A.U.

Calle Manuel Tovar 3, 2º
28034 Madrid
España


La piel atópica

Conoce sus necesidades y cómo cuidarla de manera natural

La dermatitis atópica es una enfermedad que va en aumento. En los últimos 30 años, el número de casos ha aumentado entre un 200 y 300 por ciento. Actualmente entre el 10 y el 20 por ciento de los bebés padece dermatitis atópica a partir del tercer y sexto mes de vida. Afortunadamente, la mitad mejora a medida que va creciendo, aunque a veces puede durar hasta la adolescencia incluso hasta la edad adulta.

 

Picor, picor y más picor es la principal seña de identidad de esta enfermedad benigna, pero muy molesta, que además de este síntoma provoca sequedad e hipersensibilidad en la piel, de forma que ésta enrojece, se inflama, se irrita y descama con facilidad. Por eso, los peques que la padecen suelen rascarse para mitigar el prurito.

 

Los niños con dermatitis atópica tienen alterado el sistema inmunológico de la piel y el manto lipídico que la recubre y la protege de la deshidratación y las agresiones externas. Por eso hay que evitar “todo aquello que erosione la barrera protectora y el equilibrio propio de la piel como lanas, jabones, detergentes, sustancias químicas (conservantes, aditivos, excipientes) de los productos tópicos o cosméticos”, explica Charo Martín, matrona oficial de Weleda España.

 

White mallow blossoms - Weleda

¿Qué tipo de cuidado necesita la piel atópica de tu bebé?

Weleda ya tiene productos que cumplen con estas características, como los productos de higiene de Caléndula, que proporcionan una limpieza suave sin jabón y evitan el desecamiento de la piel al no contener sulfatos ni tensioactivos químicos. Por eso, únicamente se ha desarrollado una línea específica para la hidratación y protección de la piel atópica. Compuesta por Crema Facial, Leche Corporal y Crema Pañal con una composición exclusiva, pensada para este tipo de pieles con una planta líder, la Malva Blanca Bio, que contribuye a la formación de la capa hidrolípidica de la piel, a crear un manto protector con el fin de mantener la humedad de la piel, y ayudar a evitar la pérdida de agua y a reforzar las funciones protectoras de la piel.

 

La Línea de Bebé Derma con Malva Blanca no contiene aceites esenciales, es sin perfume (la suave y pasiva fragancia se logra mediante el uso del aceite de coco bio), está testada dermatológicamente para pieles atópicas y sus ingredientes tienen propiedades específicas para reducir el picor y la rojez, calmar, aliviar e hidratar la piel reseca y “rota” protegiéndola frente a estímulos externos para evitar así que se irrite.

¿Cómo reconozco la Dermatitis Atópica?

La Dermatitis Atópica indica que hay un desequilibrio en la función protectora de la piel. Por esta razón, la piel presenta un exceso de sensibilidad ante estímulos que en realidad son inofensivos:

  • Influencias ambientales
  • Sudoración
  • Estímulos emocionales
  • Alergias alimentarias

 

Además se producen cambios en la estructura de la epidermis provocando una pérdida de agua y dando a la piel un aspecto de sequedad.

Este tipo de pieles se caracterizan por la aparición de manchas, piel escamosa, rojeces, descamación y picazón.

Aparece principalmente en los lados de la cara y se extiende a puntos flexibles como codos y rodillas. Tan pronto como te das cuenta de que el eczema de tu bebé se está convirtiendo en una enfermedad crónica o te preocupa como padre, debes ir a un médico.

Un cuidado para cada momento.

La dermatitis atópica igual que afecta a distintas partes del organismo a menudo se produce en tres fases con periodos de empeoramiento y de mejoría. Cada fase requiere un cuidado individual. El Cuidado Bebé Derma ayuda a restablecer la barrera natural de la piel y estimula sus funciones regeneradoras

Fase Aguda

La piel está muy irritada, por lo general con eczema, y picazón crónica (prurito).

Fase Irritada

La piel es de seca a muy seca, con manchas rojas y grietas. Aumenta el picor y la piel se vuelve más fina.

Fase de Reposo

La piel es normal, posiblemente seca con ligero picor.

 

Todos los productos de Bebé Derma pueden ser usados regularmente durante la  Fase de Reposo y la Fase Irritada.

Durante la Fase Aguda, la piel está tan irritada que los productos de cuidado de la piel solo deberían aplicarse en aquellas zonas que no estén afectadas. Para las zonas afectadas, se recomienda el uso de productos de cuidado de la piel recomendados o prescritos por su médico.

Sensitive baby covered in sheets

Malva Blanca, calma y alivia la piel

La Línea Bebé Derma con Malva Blanca cuenta con 3 principios activos especialmente seleccionados para calmar las pieles atópicas:

Malva Blanca BIO, que calma y alivia la piel, y cuyas propiedades anti-irritantes se encuentran en toda la planta, aunque especialmente en las raíces, en las que se forma mucílago, hidrata y alivia la irritación envolviendo la piel en un manto protector, ofrece mayor protección contra estímulos externos y promueve el desarrollo de una piel sana. Además, contiene otros principios activos como glucósidos, flavonoides y vitaminas A, B-1, B-2 y C. 

Pensamiento Silvestre, que es una planta de la familia de las violetas y el gran remedio de las enfermedades de la piel. Alivia el molesto picor que sufren las pieles atópicas, calmante, antiséptica y curativa, y suaviza la piel agrietada y dañada. Y también contienen otros principios activos como ácido salicílico, taninos y flavonoides. 

Aceite de Coco BIO, que refresca la piel, proporciona un tacto aterciopelado, aporta un delicado aroma natural y un efecto suavizante. Además, es extremadamente rico en ácido láurico, potente omega que ayuda a mejorar el sistema inmunitario en la piel.

Lo que es bueno para la piel de tu bebé, también lo es para ti

Así es. De hecho, en muchos casos la dermatitis atópica es genética, pasándose de padres a hijos. Esto, sumándose al hecho de que esta particularidad de la piel se desarrolla de manera similar tanto en la piel adulta como en la piel del bebé, la Leche Corporal de Malva Blanca calma la piel, alivia el picor y reduce la irritación también en adultos con atopia.

 “Piel con un exceso de sensibilidad requiere un cuidado especialmente delicado y muy pocos ingredientes, pero de la más alta calidad.”

Cuidado facial calmante sin perfume para bebés con pieles hipersensibles y atópicas.
Cuidado corporal extra suave para bebés con pieles atópicas e hipersensibles.
Cuidado del culito para bebés con pieles hipersensibles y atópicas.