Esta web utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información a pie de página en el enlace "Política de Cookies”.

 


WELEDA S.A.U.

Calle Manuel Tovar 3, 2º
28034 Madrid
España
09:30-14:00 / 15:00-18:30


El secreto de la piel del bebé

Órgano sensorial y capa protectora

La piel de los bebés es muy sensible y requiere una protección especial. Tras el parto, el bebé pierde la protección natural del cuerpo materno. Su fina piel – cinco veces más fina que la de un adulto – forma ahora la única capa protectora entre su diminuto cuerpo y el mundo exterior.

 

El carácter especial de la piel del bebé

La piel es el único órgano sensorial que está listo para desempeñar su función inmediatamente después del nacimiento. Sin embargo, su función como capa protectora no se desarrolla del todo hasta cumplir los cinco años de edad; por eso es sumamente importante proteger la piel de los bebés desde el primer momento.

A través de la piel se puede sentir inmediatamente la diferencia entre frío y calor, suavidad y dureza, entre otras sensaciones. Las señales táctiles que recibe el bebé durante sus primeros meses de vida, tienen un impacto en su desarrollo mucho mayor que las imágenes y sonidos, que son más difíciles de interpretar. Cada caricia, cada contacto reconfortante aumenta la confianza de tu bebé en su nuevo entorno. Durante los primeros años de vida, tu bebé irá conociendo el mundo principalmente a través de su piel.

Para que el bebé pueda conocerse a sí mismo y al mundo a través de su piel necesita una piel sana y protegida.

 

“Tu pequeño bebé aprende mucho sobre sí mismo y su nuevo mundo a través de la piel. Con cada roce, encuentra un nuevo punto de orientación”

¿Qué tipo de cuidado necesita la piel de tu bebé?

En los primeros meses, es importante no sobrecargar la piel de tu bebé. Tanto es así que tu bebé tampoco necesita aditivos que produzcan burbujas para su limpieza. Además, con un baño a la semana es más que suficiente en los primeros meses; en los demás días le limpiamos simplemente con una manopla suave y húmeda, y aplicamos después la Leche Corporal de Caléndula para proteger su piel y proporcionarle hidratación.

La zona de la piel, cubierta por el pañal, es la parte más sensible del cuerpo. El ambiente cálido y húmedo es un reto para el desarrollo de la piel y puede fomentar el crecimiento de bacterias. Por eso, en cada cambio de pañal es bueno limpiar el culito con agua tibia, una toallita suave y luego aplicar con mucho cuidado unas gotas del Aceite de Caléndula. Dejar que tu bebé pueda estar un rato sin pañal también es bueno para la piel. Al igual que proteger el culito con la Crema Pañal de Caléndula contra la irritación. 

Los ingredientes marcan la diferencia

Porque la piel de los bebés es muy delicada, los productos para su cuidado han de ser especialmente adaptados a sus necesidades, y en este sentido es mejor utilizar pocos ingredientes, pero de la mejor calidad posible.

El uso de aceites vegetales es perfecto, porque gracias a su afinidad con el manto hidrolipídico de la piel, se absorben con facilidad sin obstruir los poros, dejando que la piel respire y que los nutrientes penetren.

Nuestra línea de Bebé se compone de un amplio surtido de productos que aporta a la delicada piel de los bebés todo lo que necesita en esta importante etapa en cuanto a cuidado y higiene diaria, desde el primer día de vida del niño y desde los pies hasta la cabeza.

 

Está formulada a base de selectas materias primas 100% naturales, como la caléndula, conocida por sus propiedades antiinflamatorias, antisépticas y regeneradoras. Los productos están perfumados con suaves fragancias a base de aceites esenciales naturales, que minimizan el riesgo de alergias, y desarrollados en colaboración con dermatólogos y pediatras.

 

"La delicada piel de los bebés es muy especial. Necesita una gran cantidad de calor y protección "

Suave leche corporal que hidrata y calma la delicada piel del bebé.
Prepara tu cuerpo para el parto, dejando la piel más flexible.
Protege contra la irritación y alivia la piel enrojecida desde el primer día.