Esta web utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información a pie de página en el enlace "Política de Cookies”.

 


WELEDA S.A.U.

Calle Manuel Tovar 3, 2º
28034 Madrid
España
09:30-14:00 / 15:00-18:30


¿Cómo se desarrolla la sequedad de la piel?

Comprender su origen y los factores desencadenantes

¿Cómo se desarrolla la sequedad de la piel?

Todos hemos notado sequedad en la piel en alguna de nuestras etapas, esa sensación de rigidez y rugosidad que causa malestar. Puede aparecer de diversas formas y en diferentes grados.

Con el paso de los años nuestra piel pierde grosor y se vuelve más fina y por tanto mucho más seca.

Pese a que puede afectar a cualquier persona, hay ciertos factores que favorecen la aparición de la sequedad en la piel: cambios medioambientales, la pérdida de lípidos o vitaminas que necesita nuestra piel o una mala alimentación. 

 

También hay otras causas que provocan sequedad y que nosotros mismos podemos evitar, como son el estrés, el cansancio, una mala alimentación, el alcohol y no beber suficientes líquidos.

Por eso, la fórmula del Aceite Corporal de Granada combina 6 aceites vegetales puros, de la más alta calidad utilizando las semillas de la Granada y sus frutos madurados al sol de forma 100% Natural y Sostenible, ya que se seleccionan las Granadas de calidad ecológica a través de un proyecto de comercio justo en Turquía. 

Quienes tienen la piel seca, habitualmente tienen también la piel sensible. Por eso puede irritarse al entrar en contacto con jabones agresivos y cosméticos inadecuados.

Cuando la barrera de la piel se altera es más fácil que se evapore el agua y los microorganismos puedan penetrar en la piel con mayor facilidad, originando sequedad, como consecuencia.  Por ello, es importante evitar los productos que contengan ingredientes irritantes, como perfumes y colorantes en los tratamientos para piel seca.

¿Cómo se trata la sequedad de la piel?

Es fundamental incluir tratamientos hidratantes corporales en la rutina diaria para ayudar a proteger la piel de los agentes tanto externos como internos que generan sequedad. Una leche o un aceite corporal aportarán hidratación a tu piel, te darán mayor elasticidad y, además, te ayudarán a prevenir el envejecimiento prematuro de la piel.

Combate la sequedad de tu piel con el Aceite de Granada

Descubre el mejor tratamiento para pieles secas