Esta web utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información a pie de página en el enlace "Política de Cookies”.

 


WELEDA S.A.U.

Calle Manuel Tovar 3, 2º
28034 Madrid
España
09:30-14:00 / 15:00-18:30


Qué es la celulitis

Comprender su origen y los factores desencadenantes

La mayoría de las mujeres tienen celulitis, afecta a casi todas las mujeres. También la conocemos como piel de naranja y suele manifestarse en caderas, muslos, nalgas y brazos. Se trata de una alteración del tejido conjuntivo, del sistema circulatorio y del sistema linfático que acaba formando nódulos adiposos de grasa debajo nuestra piel.

¿Sabías que las células de grasa muy llenas tienen un efecto mecánico negativo?

Sí, no es sólo un tema estético. Estas células grasas efectúan presión sobre los finos capilares del sistema linfático y de la circulación de la sangre. Así  se reduce el transporte de oxígeno y el flujo de líquidos de la célula, además de las sustancias que debe eliminar el metabolismo. En Weleda creemos en un tratamiento integral para mejorar la celulitis para que te sientas a gusto contigo misma. 

 

¿Por qué las mujeres tenemos celulitis?

La respuesta no es sencilla, son numerosas las causas: la predisposición genética y la constitución personal son dos de ellas. Sin embargo, existen otros factores que predisponen a nuestra piel al desarrollo de la celulitis y que, en este caso, sí podemos modificar. En Weleda no creemos en los milagros, sino en soluciones reales. Es fundamental un cuidado integral de la alimentación, el deporte y la rutina de cuidado para lograr los mejores resultados.

 

La alimentación: La celulitis llega a nuestro cuerpo cuando recibe más energía de la que se necesita, no puede quemarla y se acumula en nuestro cuerpo. La solución no es necesariamente bajar de peso para eliminarla. Las mujeres delgadas también tienen celulitis. Su aparición está relacionada con el porcentaje de grasa corporal que tenemos.  

 

La falta de ejercicio: El sedentarismo provoca que la energía que consume nuestro cuerpo sea principalmente no adiposa y se acumule en los depósitos de grasa en nuestro cuerpo. Como consecuencia, la masa muscular disminuye y los depósitos de grasa aumentan de tamaño y son más visibles.

 

El alcohol y tabaco: El alcohol ayuda al proceso de formación de la celulitis, sus calorías se transforman directamente en grasa en nuestro organismo. El tabaco es un potente vasoconstrictor que perjudica la microcirculación.

 

Las variaciones de peso: Los cambios frecuentes de peso debilitan los tejidos conectivos, lo que produce más tendencia a tener celulitis.

 

Las hormonas: Las hormonas femeninas (estrógeno y progesterona) pueden estimular el desarrollo de la celulitis. Las variaciones hormonales, como las que ocurren durante la pubertad, el embarazo, la menopausia, la menstruación o por influencia de la píldora, causan retención de líquidos que aumenta a su vez la tendencia a desarrollar celulitis.

 

El embarazo: Es durante este periodo de gestación que aumenta la retención de líquidos y se multiplican las hormonas. Además el vientre crece, las venas y vasos linfáticos se presionan disminuyendo la circulación y el drenaje linfático que también favorecen la aparición de celulitis. 

Las 10 cosas que debes saber sobre la celulitis

Descúbrelas