Esta web utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información a pie de página en el enlace "Política de Cookies”.

 


WELEDA S.A.U.

Calle Manuel Tovar 3, 2º
28034 Madrid
España


Medicina Antroposófica

La medicina antroposófica es un ejemplo de buenas prácticas de la “Medicina integrativa”; lo define así el Consorcio de Centros Acádemicos de Salud para la Medicina Integrativa.

La práctica de la medicina integrativa

En Weleda creemos y practicamos la medicina antroposófica: un modelo médico desarrollado a comienzos de los años 20 con una gran acogida en la sociedad europea. Se trata de un enfoque holístico espiritual que respalda y complementa a la medicina convencional, combinando medicamentos tanto convencionales como antroposóficos. 

 

Por eso, el tratamiento, la elección de los medicamentos y otras terapias se determina individualmente y de forma muy personalizada para cada paciente, con el fin de generar un proceso interior que fortalezca la capacidad natural de cada paciente para la autocuración.


Historia

El concepto de antroposofía fue desarrollado por el filósofo austriaco Rudolf Steiner (1861-1925) y explora la medida en la que una persona ha logrado ser consciente de su vida interior y vive en armonía con el mundo natural y social que le rodea.

 

La doctora holandesa, Ita Wegman (1876-1943), cofundadora de Weleda, sirvió también de influencia en el desarrollo de la medicina antroposófica. El sistema se basa en los resultados obtenidos de la medicina orientada científicamente (también llamada “convencional”), así como en los métodos y conocimientos de la antroposofía. Se trata de una medicina integrativa que no se identifica como “medicina alternativa”. Como parte de una variedad de sistemas terapéuticos especiales, que también incluyen la homeopatía y la fitoterapia, el objetivo de la antroposofía es partir de la medicina convencional para construirse sobre ella, combinando métodos terapéuticos y medicamentos específicos. 

Los principios de la medicina antropósofica

La medicina antroposófica siempre comienza con un diagnóstico convencional. Sin embargo, el médico o terapeuta no se guía únicamente por los síntomas de la enfermedad. En su lugar, analiza los aspectos psicológicos, mentales y espirituales de la vivencia del paciente, su capacidad de autocuración y de desarrollo continuo.

 

El vínculo entre el elemento físico y el emocional en el diagnóstico y tratamiento es uno de los principios fundamentales únicos de la medicina antroposófica. Además, el médico o terapeuta observa la personalidad y las características del paciente en su conjunto, incluidos la complexión física y el lenguaje corporal: flujo de movimientos, forma de dar la mano, patrones de sueño, intolerancia al frío y al calor, ritmos de respiración y físicos.

El ser humano se percibe y se entiende sobre cuatro planos:

1) El plano material o físico, que puede examinarse a nivel físico o técnico al igual que en la medicina convencional 

2) El plano de las fuerzas vitales o la vitalidad de la persona

3) El plano mental, que puede entenderse como la esfera psicológica o emocional

4) El plano individual, la individualidad espiritual o el carácter de una persona, a veces conocido como ego

Al elaborar un historial médico detallado y finalmente tomar una decisión sobre la medicación personalizada, resulta esencial la cooperación entre el médico y el paciente para la recuperación. La recuperación es un proceso de colaboración, en el que el médico incluye al paciente en cada paso y en el que el paciente participa de forma activa. 


Medicamento

Los medicamentos antroposóficos se fabrican mediante principios y procesos farmacéuticos antroposóficos, algunos de los cuales se comparten con la homeopatía, mientras que otros procesos que no son homeopáticos reflejan la interrelación entre las personas y el mundo natural. Los niveles de Buenas Prácticas de Fabricación (BPF) regulan la fabricación de los mismos y su calidad está controlada por los criterios y parámetros de las farmacopeas oficiales.

Salud es un proceso en continuo desarrollo

La salutogénesis es un enfoque diferente de la medicina. No pretende tratar las causas, busca la activación de las propias fuerzas autocurativas del ser humano.

Salutogénesis

Medicamentos únicos

Nuestros medicamentos se fabrican cumpliendo con las farmacopeas y su proceso de fabricación distintivo se basa en tres elementos esenciales.

Proceso de producción

Un concepto holístico, terapéutico

El proceso terapéutico de la medicina antroposófica se basa en el equilibrio de cuatro principios organizativos.

Método terapéutico