Esta web utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información a pie de página en el enlace "Política de Cookies”.

 


WELEDA S.A.U.

Calle Manuel Tovar 3, 2º
28034 Madrid
España


Terapia antroposófica

Un enfoque holístico y terapéutico que se centra en la personalidad humana

Recuperar el equilibrio

Mind - Movement

El proceso terapéutico de la medicina antroposófica se basa en el equilibrio de cuatro principios organizativos: el nivel físico, el nivel de fuerzas vitales o vitalidad; el nivel mental o la esfera psicológica/emocional y el nivel individual o ego. La salud depende del equilibrio de estos cuatro principios, por eso, cuando uno de ellos se desequilibra, hay que restablecerlo. 

La medicina antroposófica se basa en los conceptos de salud, enfermedad y curación que se reflejan en el equilibrio o desequilibrio individual de los cuatro principios.

No obstante, la interacción entre ellos da lugar a tres sistemas funcionales: el sistema neurosensorial, el sistema rítmico y el llamado sistema metabólico, que se corresponde con las tres cualidades anímicas del ser humano:

 

• Sistema neurosensorial: pensamiento 

• Sistema rítmico: sentimiento

• Sistema metabólico: voluntad

 

Este sistema triple impregna todo el organismo humano y está sujeto a cambios en las diferentes etapas de la vida. Cada vez que ocurre esto, el sistema rítmico (“ubicado” entre el sistema nervioso y el sistema metabólico) crea un nuevo equilibrio, lo que permite que la interacción continúe en armonía. Cualquier desviación del estado “normal” provoca que aparezcan diferentes síntomas de una enfermedad.

Movement - Weleda

Terapias

Con la ayuda de los medicamentos antroposóficos, podemos activar el proceso de autocuración del cuerpo y recuperar así el equilibrio interrumpido hasta devolverlo al equilibrio correcto. La medicina antroposófica emplea tanto medicamentos convencionales como medicamentos propios de la medicina antroposófica. El enfoque del tratamiento y la elección de los medicamentos y terapias médicas que deben emplearse, se adaptan a cada persona con el fin de generar un proceso de desarrollo dentro del paciente, fortaleciendo la autocuración natural y recuperando el equilibrio de la salud. 

 

Los medicamentos antroposóficos se complementan con una diversidad de aplicaciones externas y tratamientos, desde compresas húmedas, hidroterapia o baños medicinales; hasta cuidados como la fisioterapia antroposófica y la terapia de masajes rítmicos; pasando por la dietética, ejercicio eurítmico, terapia artística antroposófica o de la psicoterapia antroposófica, además de otros enfoques terapéuticos antroposóficos y de estilo de vida. Todos estos enfoques pueden combinarse entre sí: el tipo de tratamiento se adapta para cada paciente.

Investigación

Desde sus orígenes, hace ya casi un siglo, la medicina antroposófica ha sido un modelo médico basado en la ciencia. El registro descriptivo y la investigación clínica son los pilares de la evidencia en el tratamiento médico antroposófico.

 

Como para cualquier medicina, el enfoque metodológico ha ido evolucionando con el tiempo, pasando de casos clínicos de carácter anecdótico y estudios retrospectivos de diseño sencillo, hasta llegar a estudios complejos, sometiéndolos a estrictos controles, incluidos los ensayos controlados aleatorios. Hoy en día, la medicina antroposófica emplea una amplia gama de estudios de forma efectiva y recopila evidencia bien controlada, con el fin de informar sobre futuras prácticas.


Seguridad

La seguridad de los tratamientos basados en la medicina antroposófica, la farmacología antroposófica y los medicamentos antroposóficos está documentada en los descubrimientos de los estudios de investigación que demuestran que su tolerancia general es buena. Todos los medicamentos antroposóficos se fabrican de conformidad con las Buenas Prácticas de Fabricación (BPF).

Eficacia

La eficacia de la medicina antroposófica se mide en tanto si reduce o alivia los problemas físicos o psicológicos. No obstante, la eficacia de un tratamiento se demuestra si se obtienen todos los efectos deseados en el individuo. La evaluación concluyente de su eficacia radica en la respuesta del organismo, que es individualizada.

Valor añadido

Numerosos estudios demuestran que el valor añadido de un tratamiento antroposófico radica además en una reducción de los gastos en comparación con un tratamiento convencional. Esto resulta de particular importancia en el caso de enfermedades crónicas, en las que el período de tratamiento puede prologarse o incluso durar toda la vida. Las pólizas de seguros médicos muestran unos gastos médicos mínimos. Por ello, en algunos países las pólizas de seguros médicos aceptan el tratamiento antroposófico en su cobertura debido a sus gastos relativamente inferiores.

 

La sociedad heterogénea actual vive en un mundo con un mercado uniforme, de diversidad reducida y servicios individuales cada vez menos personalizados. Los conceptos antroposóficos ofrecen la base para una medicina que es ahora más necesaria que nunca: terapias holísticas diferenciadas que se centran en la personalidad de las personas.

Un modelo médico integrado

La antroposofía se desarrolla y termina en un concepto puramente holístico y combina tanto medicamentos convencionales como antroposóficos.

Medicina Antroposófica

Salud es un proceso en continuo desarrollo

La salutogénesis es un enfoque diferente de la medicina. No pretende tratar las causas, busca la activación de las propias fuerzas autocurativas del ser humano.

Salutogénesis

Medicamentos únicos

Nuestros medicamentos se fabrican cumpliendo con las farmacopeas y su proceso de fabricación distintivo se basa en tres elementos esenciales.

Proceso de producción