Esta web utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información a pie de página en el enlace "Política de Cookies”.

 


WELEDA S.A.U.

Calle Manuel Tovar 3, 2º
28034 Madrid
España
09:30-14:00 / 15:00-18:30


Sostenibilidad medioambiental

La sostenibilidad medioambiental requiere ecosistemas saludables

Nuestro modelo va más allá de nuestra tradición cuidadosa de nueve décadas, las ideas antroposóficas de Rudolf Steiner sobre la salud humana, la vida asociativa y la fertilidad de los suelos. Nuestro compromiso de sostenibilidad medioambiental apuesta por el cuidado de la biodiversidad, el respeto en la obtención de las materias primas y el uso de los recursos naturales. Creemos en los embalajes sostenibles, la reducción de los residuos, del consumo de agua y de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Uso sostenible de las materias primas

Sabemos que el modo de extraer esas materias primas tiene un gran impacto sobre la biodiversidad.  Este compromiso con la diversidad biológica es sumamente importante, sin biodiversidad no existirían los productos Weleda. 

 

Nuestra marca utiliza cerca de 1.000 tipos diferentes de materias primas naturales en sus productos farmacéuticos y cosméticos. Únicamente los ecosistemas naturales intactos proporcionan un suelo y unas condiciones de una calidad lo suficientemente alta como para producir nuestras materias primas naturales. Por eso, más del 80 % de nuestras materias primas vegetales proceden de cultivos biodinámicos o biológicos certificados o de la recolección silvestre controlada, y continuamos trabajando para incrementar este porcentaje. Más allá del propio ingrediente, garantizamos el aspecto ecológico, nuestro impacto respetuoso en la naturaleza. En este sentido, nos comprometemos a minimizar nuestra huella ecológica durante todo el proceso de producción y a proteger el ecosistema gracias a nuestras políticas de desarrollo sostenible.

Uso de los recursos naturales respetuoso con el medio ambiente

Como cualquier empresa, Weleda necesita utilizar agua y energía en el proceso de fabricación. Nuestros trabajadores tratan estos recursos con el máximo respeto buscando continuamente maneras de optimizar su uso; por ejemplo, se reutiliza el resultante de la condensación, y se reincorpora nuevamente al ciclo. En total, el consumo de agua por kilogramo de producto manufacturado se redujo un 27% en entre 2010 y 2015.

 

Además, realizamos grandes esfuerzos por reducir el consumo de energía, directa o indirectamente, mediante la optimización de los sistemas de refrigeración y ventilación. Algunos ejemplos son la reducción de la superficie de taller y de oficinas, una mejor utilización de la maquinaria disponible y otras medidas para mejorar la eficiencia.  

 

Al mismo tiempo, Weleda está aumentando el uso de energías renovables. Casi el 90% de la energía indirecta que utilizamos en 2015 se obtuvieron a partir de recursos renovables. 

Agricultura biodinámica

Algo que nos hace únicos es el cultivo biodinámico de nuestras plantas medicinales que se remonta a los años 20 cuando los agricultores notaron un deterioro en la salud del ganado y la calidad de sus cultivos. Consultaron al reconocido filósofo naturalista y fundador de Weleda, Rudolf Steiner, que defendía  la tesis que el suelo está  “vivo” y debe mantener el equilibrio para mantener la capacidad de dar vida a las plantas.

Por eso, Rudolf Steiner recomendó que el composting, la fertilización y el control de plagas se hicieran sólo mediante los recursos naturales existentes en la granja, se prohibió el uso de productos químicos u hormonas de crecimiento. Además, el fundador de Weleda animó a los agricultores a estudiar los ritmos naturales del sol, la luna y los planetas que les orientarían en los tiempos adecuados para la siembra, la rotación de cultivos y la cosecha. 

 

El éxito de esta primera agricultora biodinámica mostró cultivos de increíble pureza, por lo que seguimos aplicando estos principios antroposóficos tradicionales hoy en día en todos nuestros jardines.  Además, seguimos investigando para obtener materias primas de excelente calidad. También regeneramos, mantenemos los terrenos y las numerosas comunidades que viven en ellos, ¡desde microbios hasta fauna y flora!

Embalaje sostenible

Un embalaje sostenible debe cumplir una serie de requisitos: debe proteger los productos, pero también ha de estar fabricado con materiales sostenibles y debe ser reciclable. Actualmente no existe una solución ideal que cumpla todos estos requisitos. En 2012, creamos un equipo interdepartamental cuya misión radica en crear nuevas soluciones de embalaje.

 

En Weleda nos esforzamos por tener un embalaje que sea lo más sostenible posible y siempre está en constante proceso de mejora. Empleamos, siempre que es posible, material reciclado postconsumo, cajas certificadas del FSC (Consejo de Gestión Forestal) e impresión en color en vez de tintas metálicas.

Creando valor

En Weleda tenemos una visión a largo plazo para el desarrollo ético de nuestro negocio. Por eso nos gusta garantizar que los recursos naturales no se agoten antes de que la propia naturaleza sea capaz de reponerlos. La rentabilidad es el resultado de ecosistemas florecientes y comunidades prósperas. En Weleda tenemos en cuenta los intereses de todas las personas que lo hacen posible.

Sostenibilidad económica

Actuamos con ética

Somos una empresa socialmente responsable y nos preocupamos por nuestros empleados, proveedores y socios. Les proporcionamos seguridad, desarrollo individual y salud en general.

Sostenibilidad social