¿PIEL SENSIBLE? DESCUBRE SU FORTALEZA

No hay nada malo en ser sensible.
Tienes todo lo necesario para ser fuerte y capaz, para resplandecer.
Mantén la calma y potencia las fortalezas que hay en tu interior.

DESCUBRE LO QUE NECESITA TU PIEL SENSIBLE

A veces te cuesta querer tu piel sensible, pero no te preocupes, descubre lo que necesitas para una piel sensible sana, confortable y en perfecto equilibrio.

Cuando hay un desequilibrio de agua y lípidos de la capa superior de la epidermis, la función de barrera no puede llevarse a cabo de forma eficaz, y la piel empieza a manifestar diversos grados de molestias. Existen factores externos como la contaminación, el aire acondicionado, el sol e incluso el estrés que hacen que la piel reaccione y se vuelva tirante, seca e incluso lleguen a aparecer rojeces, eczemas y picores. Aparecen microgrietas en la barrera protectora natural de la piel, que causa la pérdida de hidratación dejándola desprotegida. La piel pierde su luminosidad, se vuelve tirante, apagada e incómoda.

 

En este momento es importante cuidar la piel, protegiéndola de las agresiones externas y reforzándola desde el interior. Para ello, necesita un cuidado 100% Natural con ingredientes BIO cultivados sin sustancias artificiales y formulado sin aditivos químicos.

Calmante para Piel Sensible y/o Seca

Crema de Día Calmante de Almendra

Cuidado facial calmante para pieles sensibles y secas.
30 ml
17,40€

Fluido Calmante de Almendra

Cuidado facial calmante para pieles sensibles mixtas.
30 ml
17,40€

Aceite Facial Calmante de Almendra

Calma y protege las pieles sensibles.
50 ml
19,00€

Leche Limpiadora Calmante de Almendra

Limpia suavemente las pieles sensibles.
75 ml
12,20€

MIMA, NUTRE Y ALIVIA TU PIEL SENSIBLE CON NUESTRO CUIDADO FACIAL CALMANTE A BASE DE ALMENDRA BIO

Especialmente desarrollada para pieles sensibles o intolerantes, esta línea sin perfume e hipoalergénica, permite que la piel recupere su equilibrio y restaure sus funciones protectoras naturales. Sus ingredientes seleccionados calman y ayudan a reducir la tirantez y el picor. El resultado es una sensación de máximo confort, y una piel sana y en perfecto equilibrio. La almendra dulce desarrolla un aceite rico en ácidos grasos insaturados y vitamina E, que regenera la piel desde el interior.

Weleda cultiva sus almendras en España (Alicante) de forma biológica y sin ningún tipo de pesticida o fertilizante. Así como la almendra protege su núcleo interior con su cáscara, la línea Facial Calmante con Almendra BIO de Weleda envuelve la piel sensible con una capa invisible que la protege de las agresiones externas sin alterar su metabolismo natural interior.

 

Consejos para piel sensible y seca o muy seca:

Para aliviar la piel sensible o seca es importante reducir factores que puedan ser irritantes.

  • Una limpieza no agresiva. Es vital elegir productos que respeten el equilibrio natural de la piel, sin alterarla y eliminado todo rastro de suciedad y de maquillaje de forma suave. 
  • Conviene evitar los cambios de temperatura bruscos (que irritan los capilares), así como los ambientes muy secos, que roban una preciosa humedad a la piel. 
  • El té verde tiene propiedades contra-inflamatorias, que puede ayudar y contribuir a evitar reacciones indeseadas sobre el tejido de la dermis. 
  • Deben utilizarse cremas hipoalergénicas específicas para este tipo de piel, que ayudan a reconstituir el manto hidrolipídico y a calmar las rojeces.
  • La cantidad correcta de tiempo de sueño es de vital importancia para ayudar a regenerar la piel. Este es también el momento en que puede respirar. 
  • Tener la piel hidratada. Beber al menos 8 vasos de agua al día impedirá que la piel se reseque demasiado. 
  • Calmar, mimar, proteger y salvaguardar: estas deben ser las funciones de los tratamientos para la piel sensible.