Sérum y Aceite Facial 100% Natural

Descubre el sérum o aceite facial ideal para tu piel, 100% natural y ecológico. Encuentra tu ingrediente perfecto y completa tu rutina diaria con un sérum facial que aporte la hidratación necesaria a tu piel.

{{ this.paginationMetaData.numFound }}  

Productos

{{product.benefit}}

{{this.getReviewText('0 de 5 estrellas', product.rating.averageRating)}}

{{product.rating.reviewCount === 1 ? this.getReviewText('0 Comentario', product.rating.reviewCount) : this.getReviewText('0 Comentarios', product.rating.reviewCount) }}

{{product.variant.size}}
{{product.variant.price.originalPrice | formatPrice | currency }}
{{product.variant.price.price | formatPrice | currency}}
{{this.promotionBanner.headline}}
{{this.promotionBanner.description}}
{{product.benefit}}

{{this.getReviewText('0 de 5 estrellas', product.rating.averageRating)}}

{{product.rating.reviewCount === 1 ? this.getReviewText('0 Comentario', product.rating.reviewCount) : this.getReviewText('0 Comentarios', product.rating.reviewCount) }}

{{product.variant.size}}
{{product.variant.price.originalPrice | formatPrice | currency }}
{{product.variant.price.price | formatPrice | currency}}

Sérum y aceites faciales para un cuidado intensivo

En Weleda encontrarás aceites faciales y sérums específicos para cada tipo de piel, todos ellos de origen 100% natural y procedentes de la agricultura ecológica. El sérum facial es un concentrado de principios activos de rápida absorción. Cada sérum tiene su propia finalidad, ya sea para aumentar la hidratación, reafirmar la piel, iluminar, regular la producción de sebo, nutrir o dar uniformidad a la tez. Además el sérum facial ayuda a potenciar el rendimiento y la acción de la crema que se aplicará posteriormente, por lo que debe aplicarse antes de la crema durante la rutina diaria de cuidado de la piel. Asimismo, los aceites faciales vegetales nutren la piel con suavidad, dejándola flexible y agradablemente aterciopelada. Puedes elegir entre aceites con diversas propiedades, como antienvejecimiento, emoliente, calmante, cicatrizante, equilibrante, antiséptico y astringente. Son perfectos para hidratar las pieles secas y agrietadas, proteger las pieles finas de los elementos y devolver la firmeza y el tono a la piel.