Nuestras materias primas – yendo por el buen camino. Desde 1921.

Porque se obtienen de forma ética y sostenible. Algo que desde 2018 nos certifica además la UEBT.

Sin huella

Todos nuestros esfuerzos de buenas prácticas están centrados en la obtención de nuestras materias primas; con el fin de minimizar nuestra huella en el medio ambiente durante todo el proceso de fabricación.

En este marco, tampoco nos olvidamos del componente social – basando las relaciones con los productores locales en la confianza y la colaboración, bajo acuerdos de comercio justos y sólidos.

De este modo conseguimos que los agricultores de la zona abandonen los pesticidas y demás fertilizantes químicos, en definitiva, que adopten un cultivo más sostenible. También nos proporciona la trazabilidad de nuestras materias primas hasta su origen, para asegurar su calidad biológica y analizar su impacto ambiental. Algo imprescindible para nosotros. Sólo así podemos lanzaros mensajes claros y veraces sobre nuestros ingredientes y procesos de fabricación.

Un compromiso real de sostenibilidad

Nuestros huertos biodinámicos son espacios con características excepcionales, idóneos para cultivar la mayoría de nuestras materias primas.

Una materia prima que no sólo es natural también es sostenible: en más del 80% procede de la agricultura ecológica o biodinámica certificada y recolección silvestre controlada. 

Conscientes de lo que supone este porcentaje dentro de la industria, seguimos centrando nuestros esfuerzos en aumentarlo, buscando nuevas alianzas con productores orgánicos certificados y nuevos proyectos de cultivo orgánico y biodinámico.

“Queremos ser una compañía referente en el abastecimiento ético y sostenible dentro de nuestra industria”
100
% de nuestros ingredientes son origen natural y auditado según las normas de la UEBT
250
KM son dedicados al cultivo biológica de las materias primas en todo el mundo
80
% es la cantidad media de extractos vegetales certificados de cultura biológica
1000
materias primas diferentes forman la base de nuestros productos

El abastecimiento ético no es una opción, es una necesidad

Aunque llevamos los principios de la responsabilidad medioambiental y social en el ADN, ha sido en los últimos años cuando más nos hemos abierto para mostrarte nuestra labor.

Un hito importante en este sentido fue en 2011, cuando nos convertimos en miembro de la UEBT. Se trata de una organización fundada en 2007 sin ánimo de lucro y con sede en París, que analiza y verifica nuestros valores de marca y nuestro compromiso real de sostenibilidad y ética.

Dentro de ese marco y fiel a nuestras exigencias, pedimos a UEBT el análisis de nuestras materias primas por su impacto ambiental; con el fin de asegurar que todas las cadenas involucradas en su obtención cumplan sus requisitos – hasta el mismo origen de las plantas. Y nos otorgaron en 2018 la certificación Sourcing with Respect para todas nuestras materias primeras, siendo de hecho la primera marca de cosmética en Europa en obtenerla.

Este aval externo es la mejor manera de mostrarte nuestras buenas prácticas éticas a la hora de evitar la explotación de los recursos naturales y preservar la biodiversidad; durante el cultivo, la cosecha y el proceso de fabricación. También avala nuestro lado más solidario, ya que buscamos construir relaciones sólidas, respetuosas y de confianza con los productores locales, defender los derechos humanos y laborales y apoyar el desarrollo comunitario.

Union for Ethical BioTrade (UEBT)

UEBT es una asociación sin fines de lucro cuya misión es asegurar la biodiversidad de manera sostenible, fomentando entre las compañías el valor de un abastecimiento de materias primas más ético. Comenzó como una iniciativa de las Naciones Unidas y mantiene sólidas alianzas con organizaciones de la ONU. Como el Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) y la Iniciativa de Biocomercio de la Conferencia sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD).

Los 7 principios del estándar UEBT

  1. Conservación de la biodiversidad
  2. Uso sostenible de la biodiversidad
  3. Distribución justa y equitativa de los beneficios derivados del uso de la biodiversidad.
  4. Sostenibilidad socioeconómica (gestión productiva, financiera y de mercado)
  5. Cumplimiento de la legislación nacional e internacional
  6. Respeto por los derechos de los actores involucrados en las actividades de Biocomercio.
  7. Claridad sobre la tenencia de la tierra, el derecho de uso y el acceso a los recursos naturales

Descubre el origen de nuestras materias primas

El aromo inconfundible de la lavanda de Moldavia

Los campos de Moldavia están repletos de flores de lavanda. Nada más recolectar la lavanda, se procesa inmediatamente, sin abandonar siquiera el campo, en una unidad móvil de destilación de aceites esenciales. Hace solo unos veinte años, apenas había mercado para la lavanda en Moldavia. Hoy en día, nos proporciona grandes cantidades de lavanda para la producción de productos naturales para el cuidado de la piel de Weleda. Es maravilloso ver lo que está sucediendo en la zona: nuestro socio ha creado reservas de peces en un pequeño lago cerca de los campos, ha cortado las cañas crecidas y ha colocado colmenas. No es solo la calidad del suelo lo que es importante aquí, también es la biodiversidad. Solo así está sana la naturaleza. Es por eso que seguimos trabajando con los aldeanos para ayudarlos a todos a pasar a la agricultura biodinámica.

Precioso aceite de sándalo de Nueva Caledonia

El aceite de sándalo que usamos como fragancia en algunos de nuestros productos proviene de una de las islas de Nueva Caledonia en el Pacífico Sur. El aceite se extrae de la madera de los árboles. Debido a que el sándalo es particularmente raro, cada árbol está dotado de un sensor GPS para evitar la tala ilegal. Consciente del valioso recurso natural que es, la gente lo trata con mucho cuidado y cariño. Para probar si el árbol está lo suficientemente maduro para la cosecha, se perfora un pequeño agujero en la madera. El agujero se vuelve a cerrar con resina, para que el árbol pueda seguir creciendo si es necesario. Estuvimos allí cuando se cosecharon los árboles, visitamos el molino de madera y la destilería de aceite y tuvimos la oportunidad de ver cómo se extraía el aceite de sándalo de los suaves trozos de madera.

Colección de árnica salvaje

La que seguramente sea la fuente de árnica más abundante de Europa, se puede encontrar de forma silvestre en las montañas de los Cárpatos de Rumanía. Desde Weleda, estamos ayudando a proteger este recurso y apoyando a los agricultores locales. Les hacemos ver que si dejan que el árnica crezca allí y en su estado original, el prado ofrece una fuente adicional de ingresos. Estas plantas silvestres se cosechan y procesan de acuerdo con estrictos estándares de sostenibilidad y calidad que los recolectores locales aprenden gracias a las sesiones de formación que impartimos.

La Ratania de los Andes

Cada año, una familia hace el largo viaje hasta las zonas andinas para cosechar plantas y raíces de ratania para Weleda, contando con el permiso para su recolección salvaje certificada. Parte de nuestra misión es garantizar la obtención permanente de nuestra materia prima sin poner en peligro la evolución y el desarrollo de las especies de plantas. ¿Cuánto de cada planta hay? Todo está cuidadosamente observado y documentado. Y para decidir a cuál de las praderas silvestres le toca cosechar, consultamos con expertos de universidades locales y organizaciones dedicadas a la conversación de la naturaleza.