primer cumpleaños
bebé

El primer cumpleaños

El primer cumpleaños del bebé

cumpleaños

Ya ha transcurrido su primer año de vida y el recién nacido se ha convertido en un niño pequeño. El primer cumpleaños es un día muy especial: en esa fecha – y en todos los cumpleaños que vendrán – vuelves la vista atrás y recuerdas el parto y la evolución que tu hijo ha experimentado desde entonces. Es tiempo de celebración, tanto el niño como los padres tienen la oportunidad de convertir esa fecha en un día de fiesta, de fiesta para toda la familia.

Tal día como hoy hace un año…

Acabo de sentir las primeras contracciones, he roto aguas, por fin tengo a mi hijo por primera vez en mis brazos… Todos estos recuerdos vuelven irremisiblemente a la memoria en el primer cumpleaños. Es hermoso rememorar todas esas vivencias y compartirlas con la pareja. Es maravilloso tener hermosos recuerdos. Pero los momentos de preocupación también afloran en la memoria. Las madres que han pasado por un parto difícil deberían haber encontrado la forma de asimilar esa experiencia, si no es así, quizá puedan aprovechar el próximo cumpleaños para dejar atrás esa vivencia con la ayuda profesional de la matrona, el médico o una terapeuta.

¡Un año de paternidad!

Pero ese día no sólo se celebra el milagro del parto, también se pasa revista a todo un año de paternidad. Han pasado doce meses llenos de risas, lágrimas, alegría, preocupaciones, emoción y también disgustos, probablemente haya sido uno de los años más especiales de vuestra vida y haya puesto muchas cosas patas arriba. Hoy también es un día para festejaros a vosotros mismos como miembros de una pareja de progenitores. Habéis superado muchos retos y podéis estar orgullosos de todo lo que habéis logrado como familia durante este año.

cumpleaños

El primer cumpleaños del bebé

Naturalmente, el cumpleañero es el protagonista especial de ese día. Con un año de vida todavía no puede entender realmente lo que está ocurriendo y por qué es el centro de atención. Pero aunque no comprenda el motivo de la celebración sí que disfruta de la atmósfera y del acontecimiento. Una vela, un pastel (existen también muchas recetas sin azúcar), una canción y un regalo sobre la mesa crean un ambiente mágico.

"¡Ya ha pasado el primer año! Sentíos orgullosos de vosotros mismos y celebrad juntos este momento. ¡Habéis superado tantas cosas durante este año! Para celebrar este día no son imprescindibles los regalos, sino crear una hermosa atmósfera íntima."

Regalos de cumpleaños – menos es más

A la mayoría de los niños lo que más les gusta es abrir los regalos y no es raro que dejen a un lado el contenido del paquete y se lancen a jugar con el papel de colores que lo envuelve. Los regalos de este primer cumpleaños no tienen que ser enormes ni tampoco muy numerosos: el niño disfruta sobre todo del ambiente de ese día especial. Demasiados invitados y demasiados regalos pueden incluso romper la magia de la celebración. Por eso hay que tener presente que menos es más. Si todos los miembros de la familia quieren regalar sin falta algo al pequeño, pueden juntarse para hacer un solo obsequio especial. Además de juguetes, también son regalos adecuados ropa y zapatos (o tarjetas regalo para comprarlos). Se puede dar una alegría muy ecológica al niño si los regalos no se envuelven con papel sino con mantitas de juego. Las mantitas de juego enriquecen la actividad lúdica de los niños pequeños, pueden esconder cosas debajo y utilizarlas como cobertor, delantal y como mundo a explorar.