rituales familia dormir
bebé

Rituales en la vida cotidiana familiar

Los rituales aportan estructura y sostén y su regularidad brinda estabilidad a la vida cotidiana familiar

ritual dormir

Las vivencias compartidas refuerzan la cohesión entre las personas. Los rituales son una bonita forma de estructurar la vida cotidiana familiar y de celebrar juntos pequeños momentos que convierten un día normal en algo especial y dan una alegría a mamá, a papá y también a los niños.

Encontrar diversos rituales

Los rituales aportan estructura y sostén y su regularidad brinda estabilidad a la vida cotidiana familiar. No tienen que ser siempre grandes rituales, también pueden ser pequeños momentos como pronunciar unas palabras antes de empezar a comer. Pero también hay rituales que no es necesario realizar todos los días. Rituales que acompañan el curso del año, rituales semanales o mensuales. Rituales con los hijos, para una misma o con la pareja que aportan cobijo y seguridad. Inspírate en los múltiples rituales posibles y celebra esos pequeños momentos en medio de la vida cotidiana.

Rituales para los niños

Los rituales diarios, como comer juntos, son muy importantes para los niños. Por ejemplo, cuando estéis sentados alrededor de la mesa puedes pronunciar unas palabras antes de empezar a comer para expresar gratitud por los alimentos que vais a tomar. Hay que estar plenamente presente en la actividad de comer, en la mesa no debe haber juguetes ni móviles. Quizá también cuentes un cuento a tu hijo como ritual de buenas noches. Los momentos de cuidado corporal, como el baño o el masaje del bebé, también se pueden plantear como un pequeño ritual. Existen rituales maravillosos que acompañan el paso de las estaciones: por ejemplo, salir al campo juntos para buscar hojas, flores y ramas con las que decorar la casa. Hacer una estupenda excursión al bosque el domingo, desfogarse al aire libre y luego, cansados y felices, abrazarse y hacerse mimos. En invierno resulta muy agradable darse juntos un baño de pies caliente para relajarse y sentirse de nuevo en casa. Eso es algo que también puedes hacer perfectamente con niños más grandes. Busca rituales que os sienten bien a ti y a tu familia y ponlos en práctica regularmente.

Rituales en pareja

Puede que ya tuvierais rituales como pareja antes de convertiros en padres. Pero no resulta fácil conservarlos en vuestra nueva vida cotidiana familiar. No obstante, podéis encontrar nuevos rituales o la forma de retomar los antiguos si procuráis tener todas las semanas un rato para estar los dos solos. Aprovechad ese momento y haced algo agradable y relajante.

mujer bañera ritual autocuidado

Rituales para ti misma

¿Tienes también pequeños rituales para ti misma que te sientan bien y te permiten serenarte? Por ejemplo, disponer de unos minutos por la mañana para concentrarse y elegir el objetivo de la jornada. Los momentos de cuidado corporal diario también pueden convertirse en un agradable ritual: un baño relajante, aplicarse crema con atención plena después de la ducha. Limpiarse, eliminar lo viejo y despedirse conscientemente de un día agotador. Los momentos de cuidado corporal son especialmente adecuados para hacer algo bueno por una misma y se pueden integrar fácilmente en el día a día.

Descúbrelos:

Hidratante intensivo de rápida absorción.
5 de 5 estrellas
4 Comentarios
75 ml
{{ 1345 |formatPrice |currency }}
Alivia la sensación de piernas pesadas
5 de 5 estrellas
1 Comentario
200 ml
{{ 1795 |formatPrice |currency }}
Bienestar total a través de un baño relajante
5 de 5 estrellas
1 Comentario
200 ml
{{ 1595 |formatPrice |currency }}