El secreto de la piel del bebé

Órgano sensorial y capa protectora

La piel tu bebé necesita un cuidado especial desde sus primeros momentos. Es cinco veces más fina que la de un adulto y con ella debe protegerse del mundo exterior. ¡Sigue leyendo y descubre nuestros consejos para cuidarla y que se desarrolle de forma saludable!

¿Por qué es especial su piel?

Cuando nacemos, nuestra capacidad de sentir a través de la piel está desarrollada, lo que nos permite diferenciar sensaciones como frío y calor, suavidad y dureza.

 

Estas señales táctiles son muy importantes en los primeros meses de vida del pequeño y tienen mucho impacto en su desarrollo. Durante los primeros años de su vida conocerá el mundo y a sí mismo a través de su piel y, mediante mimos y caricias, la confianza de tu hijo en su nuevo entorno irá aumentando.

“Tu pequeño bebé aprende mucho sobre sí mismo y su nuevo mundo a través de la piel. Con cada roce, encuentra un nuevo punto de orientación”

¿Cómo cuidar la piel de tu bebé?

Para enfrentarse a los nuevos desafíos, el pequeño necesita una piel sana y protegida. Por ello, es importante tener cuidado para no sobrecargarla durante los primeros meses. Aunque no sea perjudicial, un baño diario no es necesario, aunque lo hagas con productos de cuidado para la piel del bebé y que la limpien sin aditivos que produzcan burbujas como nuestro Baño en Crema de Caléndula. Los días que no le bañes, puedes limpiarle simplemente con una manopla suave y húmeda y aplicar el Aceite de Caléndula para proteger su piel y proporcionarle hidratación.

 

La zona del pañal es la parte más sensible y que necesita mayor atención, ya que su ambiente cálido y húmedo puede fomentar el crecimiento de bacterias. Por ello, en cada cambio de pañal es recomendable limpiar el culito con agua tibia, una toallita suave y después aplicar con cuidado unas gotas de Aceite de Caléndula.

 

También para un mejor cuidado de la piel de tu bebé será positivo permitirle un rato sin pañal y proteger la zona de la irritación con la Crema Pañal de Caléndula.

¿Por qué elegir un cuidado natural para tu bebé?

La piel del bebé es muy delicada, por ello lo mejor es utilizar pocos ingredientes de la mejor calidad posible. Lo ideal es utilizar aceites vegetales, ya que son similares al manto hidrolipídico de la piel y se absorben con facilidad sin obstruir los poros, de forma que la piel respira y los nutrientes penetran.

  • Sólo se utilizan aceites vegetales: Los aceites vegetales son similares al manto hidrolipídico, no dejan ninguna película sobre la piel, permitiendo que respire y que los ingredientes activos penetren. En cambio, los aceites minerales como la vaselina o la parafina, crean una capa sobre la piel que puede obstruir los poros y dificultar la absorción de los ingredientes activos.
  • La tolerancia con la piel es óptima: Respeta las características de la piel del recién nacido, al no contener ingredientes sintéticos ni derivados del petróleo.
  • El proceso de elaboración de las materias primas se lleva a cabo respetando el medio ambiente. Además de una composición 100% Natural, los productos de bebé de Weleda contienen ingredientes de calidad biológica 100% certificados como el Aceite de Caléndula, de Almendra o el extracto de raíz de Malva Blanca BIO entre otros.
  • Reduce la probabilidad de sufrir alergias cutáneas ya que su compatibilidad con la piel es muy alta.
  • Nuestros productos no contienen ingredientes sintéticos:

Los productos de Weleda no contienen parabenos, parafinas, siliconas, PEG, ftalatos, fenoxietanoles, conservantes, colorantes, perfumes sintéticos ni sustancias de origen petroquímico.

 En Weleda te ofrecemos nuestra línea de Caléndula y para pieles atópicas, nuestra línea Derma de Malva Blanca, ambas desarrolladas en colaboración con dermatólogos y pediatras. Incluyen todos los productos que necesitará tu bebé de pies a cabeza en cuanto a cuidado e higiene diaria se refiere. Se componen de selectas materias primas 100% naturales como la Caléndula BIO ampliamente conocida por sus propiedades antiinflamatorias, antisépticas y regeneradoras, o la Malva Blanca BIO, conocida por sus propiedades antiirritantes y protectoras. 

 

Ahora que tienes claro cómo cuidar la piel de tu bebé, ¿sabías qué?

  • La piel es el único órgano sensorial que está listo para desempeñar su función inmediatamente después del nacimiento.
  • La función de la piel como capa protectora no se desarrolla totalmente hasta los cinco años.
Protege contra la irritación y alivia la piel enrojecida desde el primer día.
Suave leche corporal que hidrata y calma la delicada piel del bebé.
Cuidado facial diario que protege e hidrata cara, manos y cuerpo del bebé.

Diversión y caricias con tu bebé

A la mayoría de los bebés les encanta el baño y les ayuda a estar más relajados. Por eso, puede ser un momento perfecto para potenciar su bienestar después con un masaje relajante, o aliviar y prevenir gases y cólicos.

La hora del baño y el masaje

¿Sabías que la dermatitis atópica afecta ya al 15% de los bebés?

Si tu bebé es uno de ellos, y le molesta el picor, principal síntoma de la piel atópica, su piel se irrita y se descama con facilidad, necesita unos cuidados especialmente pensados para ella.

La piel atópica
Weleda Newsletter bebe

Suscríbete a nuestra newsletter y descubre los cuidados más naturales para tu bebé

Fecha estimada de parto/ Fecha nacimiento de tu hijo/a
*Campos obligatorios