Limpieza Facial

El gesto de belleza por excelencia

La limpieza de la piel es esencial para el cuidado facial diario, aunque a menudo se pasa por alto. Se trata del primer paso en tu ritual de belleza para el que Weleda ofrece una gama completa de cuidados naturales y orgánicos, disponibles en múltiples texturas y formas galénicas y adaptado a las necesidades de todos los tipos de piel, incluso las más sensibles.

NUEVO 2018

Nueva Espuma Limpiadora Suave

Limpia en profundidad- Mantiene la piel hidratada

  • Elimina el maquillaje y el exceso de sebo  
  • Fórmula basada en tensioactivos suaves de plantas  
  • No reseca la piel  
  • Aroma fresco

Resultado: Deja la piel limpia y suave, preparada para la posterior aplicación de tratamientos faciales (día y noche).

Saber más

La limpieza del rostro es esencial para conseguir una piel luminosa y llena de vitalidad. También es un paso importante para la posterior aplicación de tratamientos faciales. Por todo ello, es necesario limpiar el rostro todos los días, mañana y noche. Con la Espuma Limpiadora Suave de Weleda, cuidar la piel es sencillo. Este tutorial le muestra, paso a paso, las acciones a adoptar para obtener un resultado perfecto.

1. Preparación impecable

Un paso aparentemente trivial, pero esencial: asegúrate de lavarte las manos antes de limpiar el rostro. Esto evitará la propagación de bacterias en tu piel.

2. Elimina el maquillaje de ojos

El maquillaje de los ojos debe ser eliminado cuidadosamente. Para ello, vierte unas gotas del Aceite Calmante de Almendra de Weleda sobre un algodón. Aplícalo suavemente sobre los párpados cerrados haciendo movimientos hacia las pestañas, hasta que el algodón esté perfectamente limpio.

3. Humedece tu rostro

Humedece tu rostro con agua tibia para abrir los poros.

Precaución: el uso de agua demasiado caliente ayuda a acentuar la sequedad de la piel.

4. Aplica la espuma

Pon una pequeña cantidad de Espuma Limpiadora Suave sobre la palma de tu mano y aplícala sobre tu rostro, cuello y escote, evitando la zona de los ojos.

5. Limpieza suave

Extiende la espuma mediante movimientos circulares para limpiar los poros a fondo. 

La Espuma Limpiadora Suave contiene tensioactivos suaves por lo que no irrita la piel. Elimina restos de maquillaje y reduce el exceso de grasa mientras que preserva la hidratación natural de la piel.

6. Aclarar y secar

Aclara con agua tibia y seca tu piel con una toalla. Asegúrate de usar una toalla limpia para evitar depositar bacterias o impurezas en tu piel.

7. Para completar la limpieza

La Loción Tónica Vivificante de Weleda refresca la piel mientras la purifica y afina los poros. Aplícalo en cara, cuello y el escote con un algodón justo después de la limpieza. Tu piel ahora está preparada para la aplicación de tratamientos faciales posteriores.

Espuma Limpiadora Suave
Limpieza facial - La base de una piel sana.
Tonifica y purifica sin resecar, para todo tipo de piel.
Cuidado intensivo calmante para pieles sensibles.

Consejos adicionales:

# 1: Una piel bonita cuando te levantas:

Lava las fundas de almohada al menos una vez a la semana, ya que el sebo, el polvo y las bacterias se asientan allí.

# 2: Tu teléfono:

Lava tus manos después de usar el teléfono o acercarlo al oído, ya que hay muchas bacterias en la pantalla.

# 3: Otros consejos:

Aplica una toalla tibia sobre el rostro después de limpiarlo y déjalo actuar durante unos minutos. Este gesto aumenta la efectividad de los tratamientos que aplicas con posterioridad.