Esta web utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información a pie de página en el enlace "Política de Cookies”.

 


WELEDA S.A.U.

Calle Manuel Tovar 3, 2º
28034 Madrid
España


Crema Pañal de Malva Blanca

Cuidado del culito para bebés con pieles hipersensibles y atópicas.

Alivia la piel enrojecida del pañal y la protege contra la irritación.

Planta líder

Malva Blanca

Actúa como una barrera protectora que promueve la formación de una piel sana.

Descubrir más

Sobre el producto

Descripción

La zona del pañal es una de las zonas más delicadas y vulnerables a irritaciones y enrojeces, y los bebés se pueden sentir rápidamente muy molestos por tener el culito irritado. Como la piel de los bebés con dermatitis atópica es aún más sensible, la Crema Pañal de Malva Blanca combina el óxido de zinc para proteger contra la humedad, con ingredientes específicos como el extracto de malva blanca, aceite de coco y sésamo para calmar y reducir el escozor. 


Beneficios

Calma y regenera la piel irritada de la zona del pañal. Protege eficazmente contra la humedad gracias al óxido de zinc natural y evita el escozor impidiendo que el bebé se sienta incómodo. Sin conservantes, colorantes, perfumes sintéticos, ni sustancias de origen petroquímico. La alta tolerancia ha sido testada dermatológicamente, incluso en pieles sensibles. Apta para celiacos. 

 

95.0%

Calma la piel*

*Valoración de los padres después de 28 días
95.0%

Cuida intensamente la piel*

*Valoración de los padres después de 28 días
Natrue

Natrue

Natrue, el sello de calidad más estricto a nivel internacional para los cosméticos naturales y orgánicos.

Leer más

Consejos de uso

Consejos de uso

Aplicar una capa de la crema pañal sobre la piel perfectamente limpia y seca. Extiéndela de tal forma que se cree una capa protectora visible sobre su culito irritado que le mantendrá protegido durante más tiempo de la humedad. Si tu bebé tiene la piel muy enrojecida e irritada, es mejor aplicar la crema pañal cada vez que le cambies el pañal. Para mantener la piel de la zona pañal sana, se recomienda cambiar el pañal tras cada toma. Siempre que puedas, límpiale con agua y esponja suave, al menos una o dos veces al día, secando bien la zona y prestando especial atención a las zonas con pliegues. Por la noche, puedes aplicar la crema pañal como protección ya que el número de cambios suele ser menor.