La piel atópica del bebé

¿Sabías que la dermatitis atópica afecta al 15% de los bebés?

Si tu bebé es uno de ellos, y le molesta el picor, su piel se irrita y se descama con facilidad, necesita unos cuidados especialmente pensados para la piel atópica del bebé.

¿Qué es la dermatitis atópica?

Se trata de un desequilibrio en la función protectora de la piel que hace que presente un exceso de sensibilidad ante influencias ambientales, la sudoración, los estímulos emocionales y las alergias alimentarias. La estructura de la epidermis cambia, dando lugar a sequedad, descamación, manchas y rojeces.

 

Los pequeños que padecen esta hipersensibilidad sufren frecuentemente inflamación de la piel y se rascan habitualmente.

Si tu bebé sufre con los síntomas de la piel atópica, notarás que aparece principalmente en los lados de la cara y se extiende a puntos flexibles como codos y rodillas. Consulta con un médico tan pronto como te des cuenta de que el eczema de tu bebé se convierta en crónico.

Un cuidado para cada momento.

La dermatitis atópica habitualmente se produce en 3 fases con periodos de empeoramiento y mejoría que requieren un cuidado específico.

 

Fase Aguda: la piel está muy irritada, por lo general con eczema, y picazón crónica (prurito).

Fase Irritada: la piel está seca o muy seca, con manchas rojas y grietas. El picor aumenta y la piel se vuelve más fina.

Fase de Reposo: la piel se encuentra en su estado normal, posiblemente seca o con picor ligero.

 

Puedes utilizar todos los productos de Bebé Derma durante la fase de Reposo y la Fase Irritada. Durante la Fase Aguda, sin embargo,  la piel está tan irritada que los productos de cuidado de la piel atópica del bebé solo deberían aplicarse en las zonas sanas. Para las zonas afectadas, es recomendable utilizar productos de cuidado de la piel prescritos por su médico.

 

 

¿Qué tipo de cuidado necesita la piel atópica de tu bebé?

En casos de dermatitis atópica hay que evitar “todo aquello que erosione la barrera protectora y el equilibrio propio de la piel como lanas, jabones, detergentes, sustancias químicas (conservantes, aditivos, excipientes) de los productos tópicos o cosméticos”, tal y como explica la matrona oficial de Weleda España, Charo Martín.

 

Los productos de Weleda de la línea de higiene Caléndula ya cumplen estas características. Proporcionan una limpieza suave sin jabón y gracias a que no contienen sulfatos ni tensioactivos químicos evitan el desecamiento de la piel.

 

A parte de la línea de baño Caléndula, también hemos desarrollado una línea específica para la hidratación y protección de la piel atópica en los bebés. Se compone por una crema facial, una leche corporal y una crema para el cambio de pañal con una composición exclusiva, diseñados específicamente para este tipo de pieles.

 

Utiliza la Malva Blanca de calidad BIO como planta líder para contribuir a la formación de la capa hidrolípidica de la piel, creando un manto protector que mantiene la humedad de la piel de forma que se evita la pérdida de agua y se refuerzan las funciones protectoras de la piel.

 

La Línea de Bebé Derma con Malva Blanca está testada dermatológicamente para pieles atópicas y sus ingredientes tienen propiedades específicas para reducir el picor y la rojez, calmar, aliviar e hidratar la piel reseca, protegiéndola frente a estímulos externos y evitando irritaciones. Esta gama no contiene aceites esenciales ni perfume ya que su suave y pasiva fragancia se logra mediante el uso del aceite de coco bio.

Malva Blanca, calma y alivia la piel

La Línea Bebé Derma con Malva Blanca cuenta con 3 principios activos especialmente seleccionados para calmar las pieles atópicas:

1-Malva Blanca BIO: calma, hidrata y alivia la piel. Envuelve la piel en un manto protector, ofreciendo una mayor protección contra estímulos externos y promoviendo el desarrollo de una piel sana.

2-Pensamiento Silvestre: alivia el picor que sufren las pieles atópicas, es antiséptico, curativo, y suaviza la piel agrietada.

 

 

3-Aceite de Coco BIO: refresca la piel, proporcionando un tacto aterciopelado y un delicado aroma natural. Además, es extremadamente rico en ácido láurico, que ayuda a mejorar el sistema inmunitario en la piel.

Lo que es bueno para la piel de tu bebé, también lo es para ti

Las causas para la piel atópica en bebés son similares tanto en la piel adulta como en la piel del bebé y además tiene un componente genético. Por ello, la Leche Corporal de Malva Blanca calma la piel, alivia el picor y reduce la irritación también en adultos.

Cuidado corporal extra suave para bebés con pieles atópicas e hipersensibles.
Cuidado facial calmante sin perfume para bebés con pieles hipersensibles y atópicas.
Cuidado del culito para bebés con pieles hipersensibles y atópicas.
Weleda Newsletter bebe

Suscríbete a nuestra newsletter y descubre los cuidados más naturales para tu bebé

Fecha estimada de parto/ Fecha nacimiento de tu hijo/a
*Campos obligatorios