mujer y bebe porteo
bebé

¿Portear o empujar?

¿Fular, portabebés o cochecito?

¿Fular, portabebés o cochecito? Y, si opto por un cochecito, ¿cuál es mejor? Aquí encontrarás sugerencias, consejos y ventajas y desventajas de los cochecitos, los portabebés y los fulares.

¿Cochecito, fular o portabebés?

Existen muchas formas de desplazarse con un bebé. Piensa también cómo será para tu hijo la experiencia de explorar el mundo. Tendrá que asimilar muchas impresiones nuevas y se sentirá seguro y resguardado si está cerca de ti o puede tener contacto visual contigo. Ése es un criterio importante a la hora de decantarse por un portabebés, un fular o un cochecito. Pero, sea cual sea tu elección, lo importante que es que te sientas a gusto con ella. Para muchos padres la solución ideal es una combinación de cochecito y portabebés. Comprueba cuál es la forma de desplazarte con el bebé que te hace sentir a gusto y qué modalidad puedes integrar de forma práctica en tu vida cotidiana.

¿Qué hay que tener en cuenta al elegir un cochecito?

Si te decides por un cochecito, procura que esté diseñado de tal forma que puedas ver a tu bebé y que éste tenga la mirada dirigida hacia ti. Así puede explorar el mundo con tranquilidad porque en medio de tantas impresiones extrañas, lugares y ruidos nuevos puede contemplar una y otra vez tu rostro que es algo que le resulta familiar. Y tú también tienes al bebé y sus reacciones a la vista y puedes transmitirle confianza y seguridad. Otros factores que suelen determinar la elección son los gustos, la funcionalidad y también el espacio disponible en el coche o en la entrada de casa. 

mama porteo

Portabebés y fular ¿qué me conviene a mí?

En realidad es muy sencillo y práctico llevar al bebé pegado al cuerpo. Pero a menudo surgen inseguridades sobre cómo se coloca un portabebés o cómo se anuda un fular para que el niño pueda acomodarse perfectamente. Puede ser que los nudos o las correas molesten, que el bebé llore porque tiene demasiado calor o que te preocupe tener problemas de espalda. Lo mejor es que pidas que te enseñen cómo funciona el fular portabebés. Puedes preguntar en una tienda de artículos para bebé si el personal cuenta con formación sobre portabebés y puede asesorarte bien. Juntos podéis averiguar qué portabebés se adapta mejor a ti y a tu estilo de vida y qué es lo que debes tener en cuenta cuando lleves contigo a tu hijo.