abuelos
bebé

Tiempo con los abuelos

Abuelos – Personas de referencia para el niño

Abuelos – Personas de referencia para el niño

tiempo con los abuelos

Los abuelos desempeñan un papel muy especial en la vida cotidiana familiar, pueden prestarte su apoyo y hacerse cargo de los niños de vez en cuando. Además, el tiempo que los pequeños pasan con sus abuelos también es especial para ellos porque es probable que los mimen un poco. Pero eso puede hacer que surjan tensiones.

Los abuelos son personas de referencia

Los abuelos pueden convertirse en personas de referencia muy especiales para los pequeños. Los niños no se vinculan únicamente a una sola persona ni a dos, tienen desde el primer momento la capacidad de establecer relaciones con diversas personas y de desarrollar distintos patrones de vinculación. La creación de vínculos no está sujeta a ninguna restricción y no tenemos que preocuparnos pensando que si nuestro hijo se relaciona con varias personas eso va a ir en detrimento de nuestra relación con él. En realidad, es algo bueno porque significa que hay más personas de referencia que apoyan y dan sustento al niño. Podemos imaginar la vinculación social como una alfombra que tejemos con muchas hebras que representan a personas concretas. El niño puede reposar sobre esa alfombra que le ofrece sostén. Pues bien, los abuelos pueden aportar un hilo muy especial a esa alfombra porque están dispuestos a acompañar y a apoyar a su nieto mientras les sea posible hacerlo.

niña dormida cama

Pasar la noche con los abuelos

Es estupendo que los abuelos puedan y quieran colaborar y que eso les parezca bien a todos los miembros de la familia. Puedes aprovechar el apoyo de los abuelos para concederte un poco de tiempo libre de vez en cuando. Así podrás hacer algo que te siente bien o disfrutar de un rato a solas con tu pareja. Si el niño no está acostumbrado a quedarse al cuidado de otras personas - también por la noche – debes dar prioridad a sus necesidades y posibilidades si piensas dejarlo a dormir con los abuelos: él es quien decide cuándo está listo para hacerlo y en todo momento puede dar señales de que desea volver con sus padres. Tener que interrumpir un ensayo de este tipo no supone ningún fracaso ni indica que no exista un buen vínculo entre los abuelos y el nieto. Es importante transmitir al niño este mensaje: “tienes otras necesidades y yo me lo tomo en serio”. Así la confianza puede seguir creciendo hasta que llegue un momento en que pueda dormir perfectamente en casa de los abuelos. Aunque eso no es algo que tenga que ocurrir necesariamente.

Pero la abuelita sí me deja…

Cuando los abuelos miman a los nietos

Como ocurre con todas las situaciones vitales que implican interactuar con otras personas, la relación con los abuelos también puede generar conflictos. Es posible que nuestras ideas no coincidan con las suyas o que ellos tengan otros rituales: mientras que tú quieres vivir sin azúcar y procuras que tu hijo tome una alimentación sana, la abuela le da golosinas. Muchos abuelos disfrutan mimando a sus nietos según su propio criterio. Están en una posición bastante cómoda porque no tienen que cumplir diariamente con las obligaciones de la paternidad y pueden y quieren disfrutar de ese tiempo especial con sus nietos. Algunos abuelos también manifiestan ese deseo con pequeños detalles, regalos o mayor permisividad, por ejemplo, dejándoles ver la tele o tomar golosinas.

Si las escalas de valores son diferentes hay que hablar de ello

Si te molesta que los abuelos mimen demasiado a tu hijo o le permitan hacer cosas que no coinciden con la forma en que quieres educarlo debes hablar con ellos. Si existen diferencias en los planteamientos pedagógicos, los valores y las ideas referentes a cómo tratar al niño, es bueno intercambiar opiniones de forma abierta y sincera. Te ofrecemos algunos consejos para explicar tu posición al respecto:

 

  • Expresad vuestras escalas de valores y vuestras ideas sobre cómo debe ser la educación del niño
  • Tratad de entender a los demás y no hagáis reproches
  • Escuchaos bien unos a otros y mostraos abiertos a los argumentos de los demás
  • Encontrad una solución juntos y haced concesiones

 

Vivir en familia no significa que todos sus miembros tengan que hacer todo de la misma forma. Los niños aprenden de otras personas nuevas posibilidades, nuevos rituales y formas diferentes de hacer las cosas. Te confrontarás con otras ideas y soluciones. Pero la diversidad suele ser beneficiosa para los pequeños, aunque los padres seamos a veces un poco críticos.