madre e hija
bebé

Reforzar la autoestima del niño

¿Qué contribuye al desarrollo de la autoestima? Consejos para reforzar la autoconfianza

madre e hijo leyendo libro

¿Cómo podemos ayudar a nuestro pequeño tesoro para que se convierta en un niño seguro de sí mismo y más tarde en un adulto consciente de su propia valía? ¿Qué influencia ejercemos como padres? Una conversación con la pedagoga titulada Susanne Mierau.

¿Qué necesita un niño para desarrollar una autoestima sana?

El niño necesita experimentar que lo perciben y lo toman en serio como persona. Tener un buen vínculo con las personas de referencia y un patrón seguro de vinculación tiene una influencia positiva directa sobre la autoestima. Esa experiencia es muy importante para el desarrollo infantil. Saber que en todo momento estamos a su lado, que lo percibimos con cariño y atención pero que también puede probar a hacer cosas por sí mismo. Así experimentará de forma completamente natural que puede conseguir logros de forma autónoma sin que los obstáculos lo detengan de inmediato. La función modélica de los padres también tiene una importancia central en este caso. Los padres con buena autoestima se tratan con atención y cariño entre ellos, se respetan a sí mismos y a los demás, interaccionan con seguridad y también pueden expresar sus propios deseos o poner límites amorosamente. Ese aprecio por uno mismo, por otros y por el niño y el tacto en el trato con los demás son importantes para el desarrollo de la autoestima.

matrona

"La existencia de un vínculo seguro es importante para el desarrollo de una autoestima sana. Así los pequeños adquieren la confianza primordial y se convierten en niños y más tarde en adultos competentes capaces de establecer relaciones estables."

¿Qué papel desempeñan el elogio y la recompensa en el desarrollo de la autoestima?

Sobre todo, cuando los niños ya van a la guardería o al colegio es importante no motivarlos mediante el elogio o la recompensa. Un niño no adquiere autoestima por recibir muchos elogios, estos suponen más bien una valoración y por tanto dependen de que se den determinadas condiciones. Tampoco es bueno comparar al pequeño. Cada niño es una persona individual y debe ser apreciada tal como es. Lo más importante que puedes regalar a tu hijo es tiempo y atención. Así lo acompañarás y respaldarás mientras desarrolla una buena autoestima.

¿Qué hacer si todavía tienes que trabajar tu propia autoestima?

Precisamente cuando se trata de la autoestima y de la consciencia de la propia valía no todo el mundo puede servir de modelo de buenas a primeras. Muchos adultos son incapaces de ver nada bueno en ellos ni de valorarse a sí mismos. Si tu autoestima no es buena, ahora tienes la oportunidad de trabajar en ti misma. Habrá cosas que puedas cambiar fácilmente, pero otros aspectos o experiencias de la infancia son más difíciles de procesar. Si es necesario, puedes solucionarlos con ayuda terapéutica. Aceptar y amar el propio cuerpo, tratarse a una misma de forma atenta, alimentarse de manera sana, hacer ejercicio y descansar lo suficiente puede ayudarte a desarrollar tu sentimiento de autoestima. Cuidar bien de ti misma y brindarte atención son cosas que puedes practicar diariamente de forma activa. Trata de desarrollar con ello un buen sentimiento hacia tu persona. Por supuesto, no es sencillo recuperar la falta de un patrón de vinculación estable y amoroso en la infancia. Muchas experiencias están profundamente arraigadas en nosotros y hay que buscar ayuda terapéutica para transformarlas. Pero merece la pena trabajar en uno mismo en este ámbito y aceptar ayuda externa cuando sea necesario.