Esta web utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información a pie de página en el enlace "Política de Cookies”.

 


WELEDA S.A.U.

Calle Manuel Tovar 3, 2º
28034 Madrid
España
09:30-14:00 / 15:00-18:30


Granada

Retiene la hidratación y previene los signos del envejecimiento prematuro de la piel.

Símbolo de la belleza femenina

La Granada es una de las plantas más antiguas cultivadas y, desde hace miles de años, ya en el Imperio Persa, se asocia a la fertilidad, sensualidad y fortaleza. Símbolo de belleza y de vida que, a día de hoy, se cultiva en las costas del Mediterráneo, Oriente Medio y en la India.

 

La mitología griega cuenta que el primer árbol de este exótico alimento lo plantó Afrodita, diosa del Amor y la Belleza, y sus frutos tenían el poder de seducir a cualquiera. Lo cierto es que hay algo de verdad en esta leyenda: la granada resulta un auténtico boost de belleza para la piel.

Propiedades científicamente probadas

Sabemos que las plantas guardan en su interior toda su energía y vitalidad y, es de ahí, de sus semillas, de donde se extrae su aceite; una verdadera joya cosmética que protege y nutre la piel.

En Weleda extraemos el aceite de semilla de granada prensándolo en frío para conservar sus valiosos ingredientes y así elaborar el elixir de todos nuestros productos de la línea de Granada. Este aceite es rico en ácidos grasos esenciales y vitaminas de alto poder antioxidante y regenerador gracias al alto contenido en ácido punícico (+ del 70%), los flavonoides y la vitamina E.

Sus antioxidantes frenan el envejecimiento cutáneo ya que atrapan los radicales libres, algo muy beneficioso para las pieles maduras, ya que tienen menos capacidad para neutralizarlos por sí mismas. Además, varios estudios han revelado que estimula la producción y síntesis de colágeno y elastina, sustancias que se sintetizan en la dermis de la piel y ayudan a mantener la textura, firmeza, vitalidad y la elasticidad cutánea. 

Un maestro de transición

Las etapas de desarrollo de la granada se funden en una, de forma que aún podemos ver la flor en su fruto maduro. Una dinamicidad que simboliza la madurez y la juventud al mismo tiempo, el pasado y el futuro entrelazados. 

 

Es por ello que a partir de los 40 años de edad, es cuando la piel se beneficia al máximo de las propiedades de este magnífico fruto. Es un momento vital para permitirse el lujo de mirar atrás y disfrutar de las innumerables experiencias vividas.  

 

Al mismo tiempo, se trata de una edad en la que la piel tiene menos capacidad de regenerarse por sí misma y se vuelve más susceptible ante factores externos. Este proceso puede dañar las células y se origina por circunstancias externas como son el estrés, los rayos UV y los malos hábitos alimenticios.

 

Proceso de elaboración sostenible

¿Sabías que se necesita una media tonelada de granadas para obtener medio litro de aceite de sus semillas?

En Weleda trabajamos con más de 750 toneladas de granadas BIO al año. Cada una de ellas se recoge manualmente a finales del mes de septiembre; es en este mes cuando las granadas alcanzan su punto óptimo de maduración. Posteriormente, las granadas son lavadas y cortadas a mano  para poder separar sus semillas de la pulpa. Cada granada contiene entre 400 y 800 semillas, que una vez secas, nos sirven para obtener su aceite tras un proceso de prensado en frío para conservar sus valiosos ingredientes. 

Cuidado intensivo reafirmante y antioxidante para pieles con arrugas marcadas.
Cuidado facial reafirmante y antioxidante para pieles con arrugas marcadas.
Cuidado facial reafirmante y antioxidante para pieles con arrugas marcadas.
Tratamiento reafirmante y antioxidante para el contorno de ojos.
Gel de ducha cremoso ideal para todo tipo de piel.
Cuidado corporal antioxidante para todo tipo de piel.
Cuidado Corporal Antioxidante Intensivo para todo tipo de piel.
Cuidado regenerador y antioxidante de rápida absorción.