hermanos
bebé

Amor entre hermanos

El desarrollo del vínculo entre hermanos

hermanos

El bebé lleva ya unas semanas en la familia. Si tiene hermanos éstos también habrán entablado una relación con el recién llegado. Durante los próximos meses y años esa relación irá siendo cada vez más intensa, con el respaldo y el acompañamiento de los padres.

El desarrollo del vínculo entre hermanos

A veces a los padres no les resulta fácil dejar que otras personas cojan en brazos o atiendan a un bebé tan delicado. Puede que incluso sus hermanitos, aún pequeños, quieran ocuparse de él. Pero todavía parecen muy torpes y los padres tienen miedo de que hagan algo mal. No obstante, para que surja un vínculo relacional sólido no sólo entre los padres y el recién nacido es importante implicar bien a los hermanos mayores. Con ellos también funcionan las mismas cosas que ayudan a crear el vínculo con los adultos: tiempo, cercanía y contacto físico.

Todo lo que pueden hacer los hermanos mayores

En la vida cotidiana familiar los hermanos entran en contacto mutuo de forma enteramente natural y tú puedes fomentar aún más ese contacto: acurrucarse y descansar juntos, tumbarse unos al lado de otros mientras les lees un cuento en voz alta. Los hermanos mayores deben poder pasar tiempo con el bebé de forma enteramente consciente. Por motivos organizativos de vez en cuando uno de los progenitores pasa una tarde a solas con el hermano mayor. Naturalmente, eso no es malo pero también es importante que paséis tiempo todos juntos. Además de compartir momentos de calma, los hermanos mayores también pueden implicarse más activamente dependiendo de su edad, sobre todo cuando llega el momento del cuidado corporal del benjamín.Los "pequeños mayores" pueden aplicar con cuidado la Crema Corporal o el Aceite Corporal y la línea de Caléndula es perfacta para ello, con fórmulas y texturas suaves, ideal para todo tipo de piel.

Descúbrelos:

Suave leche corporal que hidrata y calma la delicada piel del bebé.
200 ml
{{ 1495 |formatPrice |currency }}
Cuida y protege la delicada piel del bebé.
5 de 5 estrellas
6 Comentarios
200 ml
{{ 1795 |formatPrice |currency }}

Cuando el bebé requiere toda la atención

Cuando se tienen varios hijos la vida cotidiana no siempre transcurre de forma relajada y armoniosa.

A menudo resulta difícil satisfacer las diversas necesidades de los niños, sobre todo al principio. Pero cuando se trata del bebé esas necesidades no suelen admitir demora y en los primeros momentos los hijos mayores a veces quedan en un segundo plano. Para pasar esos ratos de espera hasta que mamá vuelve a estar “libre” resulta útil preparar una cestita de sorpresas: en ella se pueden reunir varios objetos pensados especialmente para que el niño se entretenga mientras mamá da el pecho o cambia el pañal al bebé. Un pequeño libro ilustrado, papel para dibujar, un dibujo para colorear, un par de rotuladores de brillantina para crear obras de arte.... pequeñas cosas especiales que alegran al niño y que puede explorar a fondo durante un rato.

Las relaciones entre hermanos requieren tiempo

En unos casos es amor a primera vista pero en otros pasa un tiempo hasta que los hermanos congenian. Además, a lo largo del tiempo se alternan constantemente fases en las que las cosas funcionan mejor y están siempre dándose muestras de cariño y otras en las que no paran de pelearse por nimiedades. Todo eso es normal. Pero es mejor contar con el fundamento sólido que surge cuando los hermanos tienen ocasión de desarrollar un vínculo entre ellos desde el principio.