madre tomando te
bebé

¿Lactancia y mordiscos?

¿Son compatibles la lactancia y los dientes? Cuando a los bebés les salen los primeros dientes

matrona

Cuando le salen los primeros dientes al bebé ¿hay que destetarlo o seguir dándole el pecho? Mordiscos y lactancia - ¿Qué hacer?

Cuando a los bebés les salen los primeros dientes muchas madres dejan de amamantarlos. Pero en realidad los dientes no son un motivo para iniciar el destete. ¿Qué puedes hacer si tu hijo trata de morder cuando le das el pecho? ¿Hay algo especial que debas tener en cuenta si quieres seguir amamantando a un niño pequeño? La matrona Anja Constance Gaca te ofrece valiosos consejos prácticos.

Las necesidades del bebé durante la dentición

Los dientes de leche se forman en los huesos de las mandíbulas cuando el bebé está en la tripa de la madre. Pero pasará medio año largo hasta que se dejen ver. Los dientes se abren paso lentamente a través de la membrana mucosa que los recubre entre el tercer y el decimosegundo mes, por término medio en torno al séptimo mes de vida. En algunos casos la dentición va asociada a ciertos síntomas acompañantes. Tu hijo puede salivar más de lo habitual o tener las mejillas coloradas y calientes. Además, algunos niños necesitan que les brinden más dedicación durante la fase de dentición y lloran mucho. También hay algunos que sienten la necesidad de morderse las manitas u otros objetos que tengan a su alcance. Así alivian un poco la desagradable sensación de tirantez o el picor que provoca la salida de los dientes.

bebepecho lactando

Cuando el bebé muerde al mamar

Si amamantas a tu hijo puede ocurrir que también satisfaga esa necesidad de morder con el pecho y eso puede ser muy desagradable. Por eso dale suficientes opciones para morder fuera de las tomas. Por ejemplo, ofrécele un mordedor de caucho natural. Además, si metes el mordedor un rato en la nevera tendrá un efecto refrescante que le resultará muy agradable al niño. Asegúrate siempre de que esté limpia antes de utilizarla. La raíz de violeta se puede hervir en agua caliente pero luego hay que dejarla secar bien para que no se forme moho. Emplees el objeto que emplees como ayuda para la dentición, también si se trata de juguetes, debes comprobar de vez en cuando que sigue estando intacto y que no tiene cantos rotos o afilados que puedan lesionar al bebé.

Consejos de un vistazo

  • La aparición de los primeros dientes de leche no significa que haya que comenzar el destete
  • Durante la fase de dentición tu hijo siente la necesidad de masticar y morder, ofrécele otras alternativas
  • Resultan adecuados los mordedores o las ayudas para la dentición
  • Ten paciencia contigo y con el bebé y dale de mamar con cuidado
  • Retira al bebé del pecho cuidadosamente, si muerde explícale que eso resulta desagradable

"Morder es algo que el niño suele hacer cuando los dientes aún no han aflorado porque entonces las molestias son mayores. En cuanto el diente queda a la vista suelen disminuir claramente el picor y la sensación de presión."

Estate atenta cuando amamantes

Cuando tu bebé trate de morder mientras mama introduce el dedo meñique en la comisura de sus labios para eliminar el vacío que se crea con la succión y aparta a tu hijo del pecho sin asustarlo pero con determinación. Explícale - sin elevar el tono de voz - que no debe morderte. Si trata de morder otra vez vuelve a soltarlo del pecho. Así aprenderá que morder tiene como consecuencia que lo apartes de tu pecho. Normalmente el hecho de que al bebé le salgan los dientes no es motivo para iniciar el destete. La lengua cubre los dientes inferiores y realmente impide que el bebé dé un bocado. Eso sólo puede ocurrir al principio o al final de la toma. Así que, en todo caso, presta especial atención cuando tu hijo empiece o termine de mamar, cosa que puedes notar porque los movimientos de succión se espacian o también porque el pequeño empieza a quedarse dormido.

¿Morder al mamar es algo temporal?

Si los mordiscos en el pecho se convierten en un problema, por ejemplo, porque ocasionan heridas en los pezones, consulta con tu matrona o con una asesora de lactancia para que puedas volver a amamantar relajadamente. Y ten presente que la mayoría de las veces los niños pequeños ya no muerden una vez que el diente ha salido. Cuando el diente se hace visible también suelen disminuir claramente el picor y la sensación de presión. En cuando aflore el primer diente hay que ir introduciendo también el cuidado dental diario y regular.