jugando fuera de casa madre e hijo
bebé

Jugar fuera de casa – Higiene y sistema inmunitario

La higiene y los niños pequeños

Tu hijo descubre un poco más el mundo cada día que pasa. Tiene suficiente movilidad como para aproximarse a muchas cosas. Además, es tan rápido que no siempre puedes alcanzarlo. Y por eso de vez en cuando llegan a sus manos y a su boca cosas que no te gustan demasiado. Pero ¿realmente es malo que el bebé coma arena o chupe el suelo, que excave en la tierra con las manos y que entre en contacto con gérmenes?

Explorar el entorno con todos los sentidos

Los bebés descubren el mundo que los rodea con todos los sentidos. Ven, oyen, tocan, huelen y saborean. Y su motricidad en constante desarrollo también les permite comprender su entorno en el más amplio sentido. Sus pequeñas manitas palpan y sienten, más tarde agarrarán objetos de manera selectiva en un proceso en el que la motricidad manual se irá diferenciando cada vez más. Al principio el bebé agarra con toda la palma de la mano, pero más tarde, aproximadamente a partir del noveno mes de vida, ya puede coger selectivamente objetos muy pequeños y delicados gracias al agarre en pinza. Los niños investigan muchas cosas con la boca. Por eso los juguetes destinados a los menores de tres años tienen un tamaño que no permite que puedan ser tragados. Pero a los pequeños también les gusta explorar con la boca superficies y objetos de uso cotidiano. Chupetean las cintas del gorro con el mismo gusto que lamen un espejo. Aunque a nosotros nos parezca absurdo, eso les ayuda a percibir su entorno de manera más diferenciada. Y muchas veces se meterán en la boca cosas que quizá no estén del todo limpias según nuestros criterios higiénicos.

La higiene y los niños pequeños

Debes dar a tu hijo suficientes oportunidades para explorar el mundo y sólo debes quitarle de las manos las cosas que puedan suponer un peligro por su forma o por los materiales con que están hechas. Sin duda es oportuno lavar la fruta que comemos. Sin embargo, limpiar habitualmente toda la casa con desinfectante es pecar por exceso. Lavarse las manos es una buena idea pero no desinfectar todo constantemente. Ahora hay varios productos de limpieza para niños en las droguerías y en las tiendas infantiles. 

"En el 10º. mes de vida tu bebé da pasos importantes en su desarrollo y aprende a comprender su entorno de manera más precisa. Estate atenta para que no haya piezas pequeñas peligrosas a su alcance, guarda los objetos de este tipo en un lugar al que no tenga acceso."

 Susanne Mierau, experta en pedagogía infantil

El sistema inmunitario de los niños pequeños

Al principio tu hijo todavía está protegido frente a determinados agentes patógenos gracias a los anticuerpos que tú le has proporcionado. Esa protección dura aproximadamente hasta el 6º. mes de vida o hasta el 9º. como máximo. Después su sistema inmunitario debe empezar a funcionar por sí solo. En caso de necesidad aprenderá a reaccionar adecuadamente mediante el contacto con determinados agentes patógenos. Este desarrollo tiene lugar fundamentalmente durante los tres primeros años de vida en los que el sistema inmunitario de tu hijo tiene mucho que hacer. Pero para que pueda llevar a cabo esta tarea es importante que también se enfrente a nuevos gérmenes. En los momentos en que sus defensas tienen que trabajar más debes acompañar a tu hijo con mucho amor y cercanía, en realidad son fases que suponen una sobrecarga para todos.

Alergias e infecciones

Entrar en contacto con múltiples bacterias es un factor importante para prevenir la futura aparición de alergias. Por ejemplo, los niños que crecen en una granja o en una familia extensa, es decir, en entornos en los que hay más gérmenes de forma natural, tienen menos riesgo de llegar a padecer alergias. Por lo demás se considera normal que los niños pequeños sufran entre cuatro y diez infecciones al año. La mayoría de las veces se trata de infecciones de las vías respiratorias superiores, por ejemplo, resfriados. Pero su sistema inmunitario aún inexperimentado tiene que enfrentarse todavía a un gran número de gérmenes. Precisamente cuando los niños acuden a lugares en los que se reúnen bastantes personas, como pueden ser las guarderías, suele aumentar el número de infecciones. Si este tema te preocupa debes hablar con el pediatra.

Descúbrelo:

Limpieza extra suave 2 en 1 para el cabello y la piel del bebé. Sin jabón.
5 de 5 estrellas
9 Comentarios
200 ml
{{ 1125 |formatPrice |currency }}