bebe piscina
bebé

Ir a la piscina con bebés y niños pequeños

Consejos para disfrutar de la piscina

niño baño bebe

¿El agua con cloro es perjudicial para la delicada piel de los bebés y de los niños pequeños? ¿Qué podemos hacer para que la visita a la piscina transcurra lo más relajadamente posible para todos, grandes y pequeños? Te ofrecemos información útil sobre el baño en la piscina con bebés y niños pequeños y te explicamos por qué les gusta tanto nadar y chapotear.

Por qué a los bebés y a los niños pequeños les gusta tanto el agua

bebe baño

Consejos para disfrutar de la piscina

Los niños pueden cosechar nuevas experiencias en el agua porque se encuentran en un elemento diferente: chapotear, salpicar o flotar ingrávido en los brazos de mamá. El estrecho contacto corporal dentro del agua refuerza el vínculo con la persona de referencia y eso es algo enriquecedor tanto para los padres como para los hijos. Además, el tiempo que los bebés y los niños pequeños pasan en el agua estimula su motricidad. Frecuentemente los pequeños olvidan todo lo demás cuando están metidos en el agua y no se dan cuenta de lo mucho que consumen sus energías. Por eso también es importante saber cuándo hay que dar por terminado el chapoteo. Para ello sirve de ayuda que los padres observen bien al niño y estén atentos a su lenguaje corporal. Si el pequeño cierra los puñitos y levanta los hombros eso significa que ya quiere salir. En realidad media hora dentro del agua ya es suficiente. Tanto en la piscina cubierta como en la descubierta hay que procurar que el pequeño no se quede demasiado frío. Es importante secarlo rápidamente en cuanto salga del agua. Cubrirlo con algo que lo mantenga caliente, un poco de tranquilidad y comer un tentempié después de bañarse ayuda a los niños a reajustar enseguida su temperatura corporal.

Agua con cloro – efectos sobre la piel

La idoneidad de las piscinas con agua con cloro para los bebés y en general para las personas con piel sensible está muy cuestionada ya que el cloro puede irritar la piel infantil que aún es muy fina. Por eso es importante duchar al niño con agua limpia después de bañarse. Puedes hacerlo con el Champú y Gel de Ducha de Caléndula  que limpia el cuerpo y el cabello con suavidad. Para que la piel del niño no se reseque se recomienda aplicar la Leche Corporal de Caléndula  que proporciona un valioso cuidado natural.

Descúbrelo:

Suave leche corporal que hidrata y calma la delicada piel del bebé.
200 ml
{{ 1495 |formatPrice |currency }}
Limpieza extra suave 2 en 1 para el cabello y la piel del bebé. Sin jabón.
5 de 5 estrellas
9 Comentarios
200 ml
{{ 1125 |formatPrice |currency }}

"A los bebés y a los niños pequeños les encanta nadar y chapotear. Presta total atención a tu hijo cuando esté en el agua, es una tarea agotadora para ti pero muy importante para la seguridad del pequeño."

Normas y consejos para hacer uso de la piscina cubierta o descubierta

Cuando tu hijo sea más mayor y quiera desfogarse en el agua deberás tener en cuenta una serie de normas y medidas de precaución. Pero ya se las puedes ir explicando al pequeño cada vez que vayáis a la piscina. La seguridad es siempre lo primero y cuando estés en el agua toda tu atención tiene que estar centrada en el niño. Por eso más adelante también es importante tener en cuenta las siguientes normas:

  • Antes de meternos en el agua me pregunto si tengo ganas de hacer pipí, vamos al baño antes de nadar.
  • Adaptamos nuestra temperatura corporal al agua duchándonos antes de meternos en la piscina.
  • Nadie va solo a ningún sitio. Nos decimos unos a otros lo que vamos a hacer y no nos perdemos de vista.
  • Sólo hay que meterse en el agua hasta que cubra la barriguita.
  • Si se me escapa un juguete flotando en el agua le pido a un adulto que me lo coja. No salto enseguida detrás de él sino que llamo y pido ayuda.
  • Si estamos en la playa o en un lago permanecemos en la orilla y sólo vamos juntos al agua.
  • Si tengo frío salgo del agua y me seco.
  • Cuando chapoteo en el agua siempre llevo puestos los manguitos hasta que más adelante pueda nadar solo con total seguridad.
  • Si estamos en la playa o en un lago, permanecemos en la orilla. Si queremos ir al agua, vamos juntos.