Grietas en el pezón durante la lactancia

La última novedad de Weleda para mamás es un bálsamo natural para cuidar y proteger los pezones, la piel agrietada y el roce. La gama completa ha sido desarrollada por matronas y farmacéuticos, y está formulada con ingredientes naturales y orgánicos ideales para pieles delicadas, en este caso extractos de plantas terapéuticos, aceites vegetales nutritivos y ceras protectoras, y probados dermatológicamente para pieles sensibles.

El Bálsamo para Pezones de Weleda contiene extracto de Caléndula orgánica, uno de los ingredientes naturales más populares para el cuidado de la piel. Es apreciado, no solo por su suavidad, lo que demuestra que es uno de los ingredientes más adecuados para la piel sensible, sino también por sus propiedades curativas. Es un antiséptico natural, antimicrobiano y antiinflamatorio, y un ingrediente ideal para calmar la piel inflamada.

Además, contiene aceites vegetales orgánicos nutritivos, aceite de semilla de girasol y aceite de oliva, junto con cera de abejas y la lanolina de la mejor calidad. La lanolina es una sustancia protectora, similar al sebo que se encuentra en nuestra propia piel.

Bálsamo para pezones, cuida y protege los pezones agrietados y protege la zona de las rozaduras. 

9,95€

Si la decisión es dar el pecho los primeros días pueden resultar complicados, especialmente para las madres primerizas. Sufrir una lactancia materna dolorosa es una de las causas más comunes por las que ésta se abandona en las primeras semanas de maternidad. El trauma del pezón es un problema común en la lactancia que puede aparecer en forma de fisuras y piel agrietada.

Para evitar este tipo de patologías se debe incidir en la prevención, una buena técnica de lactancia evita la aparición de complicaciones tales como grietas y dolor. El dolor es indicador en la mayoría de los casos de un mal agarre o una postura inadecuada.

 

Los signos que indican un buen agarre son: que el mentón del bebé toque el pecho, que la boca esté bien abierta, el labio inferior debe estar hacia afuera y las mejillas estén redondas o aplanadas, pero no deben estar hundidas cuando se realiza la succión.

A pesar de los muchos estudios que abordan la prevención, en la práctica clínica, las grietas del pezón son un problema constante. Todas estas dificultades comunes pueden superarse con ayuda y apoyo. Pedir consejo a una matrona, un familiar o un consultor de lactancia en las primeras horas o días después del parto puede marcar una gran diferencia.

 

“El bálsamo para el pezón de Weleda contiene lanolina que según las investigaciones revisadas es una ayuda eficaz, además de contribuir con ingredientes naturales y respetuosos al bienestar de una zona tan sensible”. Charo Martín, matrona.

Cuatro beneficios de dar el pecho para el bebé:

Cuatro beneficios de la lactancia materna para ti como madre:

Dos consejos de la matrona para evitar el dolor en los pezones:

  • Las grietas en los pezones generalmente salen porque el bebé está mal enganchado al pecho. Deja que tu matrona o consultora de lactancia te aconseje con el posicionamiento y el apego.
  • La hidratación funciona rápido, así que usa un bálsamo para pezones después de cada alimentación y evita usar protectores para pezones.

Cuidados antiestrías

Lo mejor es la prevención con productos suaves y 100% naturales adecuados para este momento tan especial.

Saber más

El masaje del Bebé

¿Sabías que el contacto piel con piel es esencial para la salud y el desarrollo de tu bebé?

Saber más